Público
Público

Vuelos de migrantes desde Canarias Los criticados "traslados" de migrantes desde Canarias a la península son en realidad vuelos comerciales

La derecha al completo abre un nuevo frente para atacar la política migratoria del Gobierno tras las imágenes de cientos de migrantes llegados al aeropuerto de Granada. Aunque acusan Interior de organizar estos traslados, nada les impide a los migrantes con pasaporte y dinero comprar un billete de avión tras pasar retenidos en canarias más de 72 horas.

migrantes canarias
Varios inmigrantes descansan en el muelle de Arguineguín tras ser rescatados por Salvamento Marítimo, el pasado domingo, en Gran Canaria. Elvira Urquijo A. / EFE

jairo vargas

/ lucía muñoz

Al Ministerio del Interior le ha acabado explotando la olla a presión que él mismo lleva un año fabricando con los migrantes que llegan a Canarias en patera o cayuco. A pesar de su férrea negativa desde el inicio de la llamada crisis migratoria a autorizar traslados de migrantes desde las saturadas islas a la península, este miércoles, la derecha al completo ha cargado contra el ministro Fernando Grande-Marlaska por, supuestamente, organizar estas derivaciones de migrantes sin previo aviso.

La polémica se ha ido fraguando desde el lunes, cuando empezaron a circular por redes sociales varios vídeos en los que se ve a un grupo numeroso de migrantes llegando al aeropuerto de Granada en un vuelo que salió de Las Palmas de Gran Canaria.

La difusión de estas imágenes por el Sindicato Unificado de Policía llevó al alcalde de la ciudad, Luis Salvador (Ciudadanos), a denunciar que Marlaska "hubiera soltado a su libre albedrío" a cientos de migrantes en plena pandemia, sin avisar y sin realizar pruebas PCR. Unas críticas que, este miércoles, han aprovechado PP y Vox para seguir extendiendo la idea de los "traslados" organizados por el Gobierno y abrir una nuevo frente de batalla por el que atacar el Gobierno en materia migratoria.

Sin embargo, estos supuestos traslados de Interior — por los que PP y Vox han pedido la comparecencia del ministro en el Congreso— son en realidad vuelos regulares para los que muchos de los migrantes que llevan ya tiempo en Canarias han comprado su billete de forma legal con su pasaporte en vigor.

El Gobierno niega los traslados

Fuentes de Interior han negado a Público que estas imágenes correspondan a alguna de las alrededor de 2.200 derivaciones de migrantes desde Canarias que se han autorizado este año, y precisan que solo se realizan "puntualmente" y con perfiles muy concretos, como solicitantes de asilo, personas con vulnerabilidad y mujeres embarazadas o con bebés.

La subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López, también ha aclarado que los migrantes llegados al aeropuerto de la ciudad se desplazaron en un avión comercial desde Canarias "con recursos propios". "En ningún momento se ha fletado ningún avión ni se ha trasladado por parte del Gobierno a nadie a Granada", ha recalcado López, quien ha explicado a EFE que estos migrantes son "personas libres" tras haber pasado 72 horas por el correspondiente Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE).

Los casos de migrantes que llegan a Canarias y logran alcanzar la península por sus propios medios no son ningún secreto ni sorprenden a las organizaciones que les dan asistencia, aunque Interior ha intentado mantenerlos en secreto durante meses. La Cruz Roja tenía constancia ya hace más de un mes de unas 2.000 personas que lo había conseguido, mientras que los números no dejan lugar a la duda. Si han llegado alrededor de 20.000 migrantes a las islas en lo que va de año y los que están acogidos en los distintos dispositivos no llegan a las 10.000, hay más de 10.000 personas que han conseguido salir de las islas y continuar su proyecto migratorio hacia Europa. Sin embargo, hasta ahora, Interior ha evitado responder sobre este asunto a las preguntas de Público ni puede cuantificar cuántos migrantes han llegado desde Canarias hasta la Península.

Deportaciones paralizadas

Tras ser rescatados en el mar, el procedimiento habitual al que se somete a estas personas se resume en pasar el periodo de custodia y filiación policial, recibir una orden de devolución por entrada irregular al país y esperar el resultado de la prueba PCR para saber si tienen que realizar cuarentena por coronavirus. Un proceso que, hasta hace una semana, se llevaba a cabo en condiciones infrahumanas en el muelle de Arguineguín, ya desalojado.

Una vez que han pasado este trámite, que no debería superar las 72 horas pero que se ha alargado hasta varias semanas en muchos casos, los migrantes pasan a una de las pocas plazas de acogida del Ministerio de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social. Apenas cuenta con mil plazas estables, por lo que se han improvisado más de 6.000 en complejos hoteleros que la pandemia mantiene vacíos de turistas.

Pero del mismo modo que el virus ha frenado el turismo, también ha impedido durante más de medio año que se hagan efectivas las devoluciones y expulsiones de migrantes que han llegado a España de forma irregular. Tan solo recientemente países de origen y tránsito como Marruecos, Argelia, Mauritania o Senegal se han mostrado dispuestos a readmitir de nuevo a sus nacionales, mientras que los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) han visto reducida su capacidad para encerrar a migrantes e intentar su deportación.

"Si tienen dinero para comprar un billete de avión y tienen su pasaporte en regla, nadie les impide desplazarse"

Diferentes fuentes jurídicas recuerdan que, tras el periodo de custodia policial de 72 horas, si no se ha efectuado la devolución ni se ha decretado el ingreso en un CIE para intentar ejecutarla en un plazo de 60 días, las personas no pueden ser retenidas por la policía. "La entrada irregular es solo una falta administrativa que está penada con una multa y/o una orden de devolución. Nada más", recuerda Arcadio Díaz de Tejada, magistrado del Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas y juez de control del CIE de la isla. "Si tienen dinero para comprar un billete de avión y tienen su pasaporte en regla, nadie les impide desplazarse por el país ni por otro dentro de territorio Schengen, a pesar de tener una orden de devolución", zanja.

De Arguineguín a Huelva

Los migrantes del vídeo de Granada no son los únicos que han logrado esquivar el tapón migratorio que impone Interior en Canarias. Mustafá, un joven marroquí de 20 años recién cumplidos, llegó a Gran Canaria a principios de noviembre y consiguió salir del muelle de Arguineguín hace dos semanas. "Allí los días han sido muy largos. Las horas no pasaban. Solo era esperar la hora para el bocadillo, dormir, bocadillo, dormir y así pasaba el tiempo. Muy mal”, cuenta a Público a través del teléfono.

Fue su hermana la que logró localizarlo y llevárselo con ella a Huelva, donde reside desde hace cinco años, también en situación irregular. "Yo sabía que él había salido en patera desde Dajla (en el Sáhara ocupado por Marruecos), imaginé que habría llegado a Canarias, pero no sabía cuándo. Nadie me decía nada. No sabíamos nada de él y tampoco sabía dónde preguntar", afirma la mujer, que prefiere mantener su nombre en el anonimato. "Vi en la tele que una mujer que había ido a buscar a su hermano allí. Vi la luz. Pensé que mi hermano estaba ahí y llamé a un amigo que vive en Canarias para pedirle que fuese al puerto", recuerda. Le envió una foto de Mustafá, otra con todos los datos del pasaporte, rezó para ocurriese un milagro y sucedió. "Ni mi amigo ni nadie lo podía creer. Estaba vivo y la Policía Nacional le había dejado salir, sin problemas. Un milagro", se emociona al recordar. No tuvo dificultades para comprar los billetes de avión ni para hacer el viaje de ida y vuelta, ya que ella tenía el pasaporte de su hermano. Ahora están juntos, tranquilos y felices tras una travesía que ha costado la muerte a cientos de personas este año.

Aunque no todos los que lo intentan lo consiguen. Según la plataforma CIE NO de Madrid, al menos 15 personas marroquíes han sido internadas durante las últimas semanas en el CIE de Aluche, en Madrid, tras aterrizar en la península procedentes de Canarias. Según estas fuentes, la mayoría fue retenida por la Policía a su llegada al aeropuerto de Sevilla. Ahora solo les queda esperar que su devolución se haga o no efectiva, justo cuando los vuelos de repatriación con Marruecos se han vuelto a reactivar desde el cierre de fronteras impuesto por el coronavirus.

Más noticias