Público
Público

El Zendal, un hospital de pandemias sin capacidad para hacer frente a un ataque de ansiedad

Ocurrió el 30 de marzo. Un abuela se siente indispuesta tras la vacunación y muestra síntomas de un ataque de ansiedad. Su nieta pide ayuda y el personal de enfermería dice que al ser "un centro de vacunación, no hay médico para atenderla".

Colas delante del hospital Enfermera Isabel Zendal en Madrid durante los días de Semana Santa.
Colas delante del hospital Enfermera Isabel Zendal en Madrid durante los días de Semana Santa. Sergio Pérez / REUTERS

Un hospital de pandemias sin capacidad para dar respuesta a un ataque de ansiedad. Por sorprendente que parezca, la gran apuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para luchar contra el coronavirus no dispone de personal médico para hacer frente a este tipo de emergencias. Así lo pudieron constatar Marta −nombre ficticio, ya que es sanitaria y teme que pueda haber represalias− y su abuela, de 78 años.

Según informa El Salto, Marta se vio obligada a llamar a una ambulancia que trasladara a su abuela hasta el Hospital HLA Universitario Moncloa porque, tal y como le expresaron desde el Zendal, al ser "un centro de vacunación, no había médico para atenderla"

La abuela de Marta, como tantas otras personas mayores, tuvo que hacer frente el pasado martes 30 de marzo a una larga cola de entrada y a aglomeraciones en el interior del macrocentro hospitalario. Tras recibir la dosis, la mujer dijo no sentirse bien, con lo que parecía un conato de ataque de ansiedad. De tal forma que su nieta Marta tuvo a bien requerir al personal de enfermería un trankimazín para su abuela. 

Las enfermeras le dijeron que irían a buscar al médico antes. Pero la sorpresa fue mayúscula cuando, después de 10 minutos, le dijeron a Marta que no había médicos, sugiriendo que trasladara a su abuela al Hospital La Paz o al centro de salud. Fue entonces cuando decidió llamar a una ambulancia para que la condujera a su abuela hasta el Hospital HLA Universitario Moncloa.

Pero lo cierto es que la dramática peripecia por la que tuvieron que pasar Marta y su abuela no resulta tan sorprendente si nos atenemos a los precedentes. Pese a su corta vida, el hospital de emergencias nacido por el empeño personal de Ayuso presentaba apenas un mes después de su inauguración numerosas deficiencias: varias personas ingresadas aquellos días en el centro testimoniaron a través de un vídeo recogido por la cadena Ser cortes de luz y de agua, así como un servicio de limpieza y comida de calidad más que discutible.

Más noticias de Política y Sociedad