Diario Público
Diario Público

Pablo Casado, o cómo recuperar el PP más retrógrado y extremista en 10 ‘cómodos’ pasos

Estaba claro que con la victoria de Pablo Casado en las primarias del Partido Popular volvían las ideas más conservadoras al primer partido de la derecha española y que no tardaríamos en ver cómo se escoraba aún más a la derecha. Su tono durante la campaña, apelando a un desaforado discurso nacionalista español, sus burlas a las víctimas del franquismo o su reivindicación de figuras como Fraga o Aznar ya anticipaban lo que hemos ido viendo después.

Una deriva hacia la derecha más extremista que podría resumirse en 10 'cómodos' pasos:

1.- Critica la ley del aborto

Este miércoles, el presidente del PP atacaba en un tuit a la vigente ley del aborto. “Propongo una ley de apoyo a la mujer embarazada. No hay nada más progresista que defender la vida; el aborto es un fracaso. Confío en que el Constitucional se pronuncie cuanto antes”, aseguraba.

Sus discurso ha sido calificado por los tuiteros de antiguo y retrógrado:

Pero no es la única muestra de que Casado está recuperando el PP más retrógrado y extremista. Aquí van algunos ejemplos más:

2.- Califica el movimiento feminista de “ideología de género”

Otro ejemplo es su ataque al movimiento feminista que ha florecido en los últimos meses. El pasado mes de julio, definió este movimiento como “ideología de género”, un término que la jerarquía católica más reaccionaria suele utilizar para referirse al feminismo, que fue popularizado por los discursos de Ratzinger. Casado aseguró, además, que “este feminismo de la ideología de género, o el movimiento de las pensiones, es un colectivismo social que el centro-derecha tiene que combatir”.

3.- Busca el voto xenófobo

El pasado mes de julio se desató una batalla en las derechas por mostrar a sus votantes quién es más contundente contra la inmigración. Mientras Rivera llamaba a “proteger las fronteras”, Casado se unía a la caza del voto xenófobo y advertía de “millones de africanos que quieren venir a Europa”. Sólo unos días después dejaba para la posteridad una definición de “hipocresía” al fotografiarse con migrantes.

4.- Reclama la ilegalización de partidos independentistas

No es la primera vez que Casado insinúa la ilegalización de partidos independentistas, pero en los últimos días ha vuelto a jugar con la idea. El conservador ha pedido "aplicar la Ley de Partidos para estudiar si algún partido, por no condenar la violencia, ya podría empezar a tener un proceso por el cual se le exija o que condene la violencia o que pueda incluso llegar a ser ilegalizado". El PP ha afirmado incluso que ya se podría reclamar la ilegalización de la CUP, en aplicación de la ley de partidos, por alentar la violencia. Así lo han trasladado fuentes de la dirección nacional del partido a EFE. Una idea que también ha plasmado en un tuit:

5.- Compara el referendum del 1-O con el golpe de Estado del 23-F

En los últimos días estamos viendo, tanto a Ciudadanos como al PP, recrudecer su lenguaje bélico al hablar de Catalunya, en lo que parece una lucha por demostrar cuál de los dos es más tajante. Palabras como “golpistas”, “comandos”, “cabecilla”, “amenaza”, “liquidar”, “caos”, están en boca de unos y otros en los últimos tiempos. En esa escalada, Casado ha tildado el referendum del 1-O de “golpe de Estado” y lo ha comparado incluso con uno de verdad, el del 23-F, aprovechando además para volver a su discurso patriótico alabando al rey.

6.- Llama "kale borroka" a las protestas de los CDR

Otro ejemplo del lenguaje extremo utilizado por Casado para elevar el tono y el miedo: denominar “kale borroka” a las protestas y manifestaciones en Catalunya. Una forma poco disimulada de generar en la opinión pública la asociación de independentismo y terrorismo.

7.- Pide "tomar el control en Catalunya”

El conflicto en Catalunya sigue siendo el asunto preferido para el PP y en el que se encuentra más cómodo. Un tema en el que puede desplegar todo su discurso patriótico. Es por ello que toda la fuerza de comunicación del PP de Casado parece centrarse en este asunto. Un ejemplo más es la portada de este martes en el diario ABC, donde Casado llamaba a “tomar el Control en Catalunya”. Los tuiteros le recordaron con sorna que su partido tiene sólo cuatro escaños en esa comunidad que quiere controlar:

8.- Invita a los españoles a que digan “viva el rey” en la calle o en el bar

El pasado mes de septiembre, durante la Junta Directiva Nacional del PP, Casado proponía “incorporar” el “viva el rey” a las conversaciones “de la calle o del bar”. Sin palabras.

9.- Rechaza sacar a Franco del Valle de los Caídos con excusas, tras burlarte de las víctimas del franquismo

La posición de Pablo Casado sobre a la memoria histórica y el respeto a las víctimas del franquismo quedó meridianamente clara cuando dijo: "Los de izquierdas son unos carcas, todo el día con la fosa de no sé quién".

10.- Reivindica el PP de Aznar y el de Fraga

Casado ha dejado claro en múltiples ocasiones su orgullo por el PP de Aznar o el de Fraga. "Fraga, Aznar y Rajoy han sido grandes presidentes del PP", aseguró el pasado mes de julio. El líder de los conservadores arropó a Aznar durante la comparecencia del expresidente en su comparecencia por la Caja B del PP y este le devolvió el gesto con carantoñas. El propio Aznar ha asegurado sentirse “muy bien representado por él”, algo que jamás dijo de Rajoy.

Lo último en Tremending

En este artículo