Diario Público
Diario Público

La propuesta de la alcaldesa de Logroño para erradicar la violencia machista: pedir amparo a la Virgen

En plena conmoción social por el asesinato de la joven Laura Luelmo, la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, del PP, ha abogado este martes por erradicar la violencia contra las mujeres, "esa lacra que se enquista en los peores abismos de la sociedad", ha dicho. Hasta ahí todo normal. Lo que ya chirría un poco más es la propuesta de Gamarra para solucionar este grave problema: pedir el amparo de la Virgen de la Esperanza, la patrona de Logroño, para que haga "prevalecer los buenos sentimientos, la justicia y la igualdad".

En la misa en honor a la patrona y alcaldesa mayor de la capital riojana —la Virgen—, celebrada este mediodía en la Iglesia de Santiago, se ha contado también con la asistencia del presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, y de la presidenta del Parlamento regional, Ana Lourdes González, así como más miembros de la Corporación municipal y del Ejecutivo regional, entre otras personalidades.

En su alocución, Gamarra ha apelado a la patrona a "sembrar los corazones de amor y no de fuerza y sinrazón" y ha añadido: "Te encomendamos a todas las víctimas y a sus familias; en especial, a la última mujer a la que le han robado los sueños, el futuro; a Laura y a sus seres queridos".

Igualmente, Gamarra ha abogado ante la Virgen de la Esperanza porque "bajo tu amparo, ese anhelo de entendimiento y concordia entre los españoles, entre sociedades y entre fuerzas políticas estará mucho más próximo" y ha apelado para que ese entendimiento "llegue también a aquellos que han hecho de la fuerza y de la violencia su objetivo de vida".

"Te ruego que nos ilumines para promover el diálogo y el consenso, la tolerancia y el respeto mutuo, la justicia y la equidad. Que quienes nos debemos a nuestra sociedad logroñesa como servidores públicos reforcemos los pilares de nuestra convivencia en libertad en torno a las reglas y principios que nos hemos querido dar, en torno a la concordia", ha proseguido la alcaldesa.

Gamarra ha pedido la patrona de la ciudad que le eche un capote. así en general: "Ayúdanos a escuchar, a estar cerca de los problemas y no a huir de ellos, guíanos en ese camino a quienes tenemos la responsabilidad de adoptar decisiones, frente al distanciamiento que puede implantarse".

Igualmente, le ha pedido a la Virgen de la Esperanza que también ilumine "a los responsables sociales y económicos para que sirvan con generosidad al interés general y favorezcan siempre la cohesión social en Logroño y el entendimiento entre los logroñeses".

En su discurso, Gamarra finalemente ha tenido un recuerdo para "quienes menos tienen, los que sufren, los enfermos, los marginados y los excluidos sociales".

También ha pedido muy especialmente por los mayores de la ciudad "para que no padezcan ni un solo instante la amargura que genera la soledad\" y por los niños, para que mantengan \"su inocencia, su ilusioón, su imaginación y su sonrisa".

"No es tiempo de desánimo, sino de mucho trabajo y dedicación; tiempo de rigor y de grandes valores éticos para reemprender juntos, con solidez y planteamientos integradores, el camino de progreso, empleo y bienestar", ha concluido la alcaldesa de Logroño.

Lo último en Tremending