Diario Público
Diario Público

Dictadura franquista Así se blanquea una dictadura en pleno siglo XXI: ‘La Razón’ publica un artículo en defensa de Franco

Dar la cobertura necesaria para que se propague el ideario franquista, basado en la tortura, el exilio, el nacional-catolicismo y una sociedad reprimida constantemente también es posicionarse. Así lo ha hecho La Razón al ceder su altavoz al presidente de la Fundación Francisco Franco, Juan Chicharro Ortega.

Este antiguo General de División de Infantería de Marina, tal y como firma el artículo, defiende la figura de Franco con argumentos que son propios de alguien que jamás ha sido reprimido por sus ideales.

En sus propias palabras: "Defiendo a Franco porque representó la unidad de España desde el reconocimiento de su plena diversidad", dice el franquista olvidándose de la prohibición de exhibir cualquier simbología propia de las identidades periféricas, con especial hincapié en la catalana, vasca y gallega.

Chicharro continúa argumentando su defensa alegando que "Franco posibilitó con su victoria en la guerra la pervivencia de nuestras raíces cristianas, hoy atacadas con saña". De nuevo, se le olvida explicar lo que significó el amplio poder que la Iglesia tuvo durante la dictadura, que supuso relegar a la mujer al ámbito privado, el robo sistemático de recién nacidos por parte de monjas y controlar una educación altamente adoctrinadora durante 40 años.

El militar retirado retoma unos argumentos que basa, únicamente, en la conjetura de que si las cosas se hubieran hecho diferentes a como las hizo Franco, incuestionablemente no podrían haber ido mejor. Con esta ceguedad histórica llega a afirmar que su agradecimiento también se debe a que el dictador evitó que Hitler ocupara España, olvidando, otra vez más, lo que realmente sí que propició Franco, como el envío de cientos de militares españoles que formaron la División Azul y lucharon codo con codo con el ejército nazi.

El militar también añade que gracias a las políticas socioeconómicas franquistas "se creó por primera vez en la historia una clase media", pasando por alto la falta de libertades laborales de las que se aprovechaba esa clase media para que unos pocos fueran más ricos a costa del sufrimiento y la desigualdad de otros muchos.

Sintomático es que Chicharro ni siquiera haya superado el vocabulario que antaño se utilizaba, usando el término vascongadas para referirse al País Vasco. A ello se suma que ni en una sola ocasión aparece la palabra "dictadura" en el texto, lo que recuerda a las declaraciones del número uno por Málaga del partido ultraderechista Vox, Eugenio Moltó, que no cree que el franquismo fuese una dictadura.

Como era de esperar, desde las redes sociales también han reaccionado al contenido franquista que desde 'La Razón' no han tenido problema alguno en publicar:

Lo último en Tremending