Diario Público
Diario Público

Twitter Andrea Levy compra el discurso de Vox de la «violencia doméstica» y le llueven las críticas

El PP comienza a aceptar el discurso de Vox en materia de género. El partido de Casado ha ofrecido a la ultraderecha la posibilidad de dar ayudas a los hombres por "violencia doméstica" a cambio de su apoyo en Andalucía.

Esta sintonía ideológica entre PP y Vox comienza a verse cada vez con más fuerza. Un buen ejemplo ha sido la intervención de Andrea Levy en el programa de La Sexta Al Rojo Vivo. La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP desechó el término de violencia de género para utilizar el enfoque de la violencia doméstica.

Una decisión que no es aleatoria, ni mucho menos. Así lo evidencian las opiniones de los expertos recogidas por la periodista de Público Marisa Kohan: el objetivo de la derecha y ultraderecha es revertir los logros de las mujeres.

Si bien la violencia "doméstica" —así es como la denomina Vox— hace referencia a la que se produce en el propio seno de la familia y que puede afectar a sus distintos miembros (abuelos, hijos, padres, hermanos...), la "violencia machista" es la que se produce contra la mujer por el hecho de serlo.

De esta forma, cuando Levy compra la tesis de Vox de meter la violencia de género dentro del saco de la violencia intrafamiliar o doméstica, lo que hace es negar un problema de violencia estructural que va contra la propia mujer.

Sin embargo, las palabras de Levy no sólo son criticadas por los expertos y asociaciones feministas. Tanto es así, que la comunidad tuitera ha reaccionado para advertir a la diputada del parlament catalán que las diferencias terminológicas entre "violencia machista" y "violencia doméstica" son importantes.

 

Lo último en Tremending

En este artículo