Diario Público
Diario Público

Vox trata de desligarse de su líder en Lleida y los tuiteros les pillan por todos los lados

Los Mossos d'Esquadra detuvieron este martes al presidente del partido ultraderechista Vox en Lleida, José Antonio Ortiz Cambray, por supuestos delitos contra la libertad sexual, han informado hoy los medios de comunicación. La supuesta víctima es un discapacitado y la denuncia ha sido puesta por sus tutores.

Desde que ha saltado la noticia, Vox ha tratado desligarse de él por distintos canales. En Twitter han asegurado que “el señor Ortiz no ocupa ningún cargo de responsabilidad dentro del partido y es tan sólo un militante de base” y añaden que han suspendido su afiliación hasta que se aclaren los hechos.

Sin embargo, los tuiteros han rastreado las redes sociales y se han encontrado numerosos vídeos y tuits en cuentas como Vox Lérida hablando de él como presidente y en los que se ve que actuaba como líder oficioso del partido en esa provincia. Además consta en varios artículos en su web y en el propio Boletín Oficial del Estado como número uno de la formación en la lista al Senado por Lleida en las elecciones de 2016.

Tras aparecer todas estas evidencias, desde Vox han publicado nuevos tuits asegurando que “Vox, en la actualidad, no cuenta con ninguna estructura organizativa en la provincia de Lérida” y que llevarán a Ortiz “al Comité de Garantías por presentarse ante la opinión pública como presidente de la formación en Lérida”. Sin embargo no explican cómo es que hasta hoy no habían hecho nada para desmentirle a él ni los tuits de la cuenta de Twitter Lérida. También han comenzado a borrar todo rastro de él en las cuentas de Twitter e Instagram, en las que aparecía repetidamente como presidente.

En las redes siguen mostrando todas las pruebas de la relación de Ortiz con la formación ultra:

Lo último en Tremending

En este artículo