Diario Público
Diario Público

Sorprenden a una youtuber crudivegana comiendo pescado y se desata la polémica

Yovana Mendoza Ayres, más conocida como Rawvana, cuenta con casi dos millones de suscriptores en Youtube y más de un millón de seguidores en Instagram. Desde 2013 esta influencer promueve un estilo de vida basado en el crudiveganismo, y así lo muestra en sus vídeos y publicaciones en los que da consejos sobre cómo seguir una dieta a base de plantas, frutas y verduras. Pero su credibilidad se ha visto dañada en el momento en el que ha salido a la luz un vídeo en el que aparece en un restaurante comiendo pescado, lo que ha desatado la polémica en las redes sociales.

Fue en un viaje a la isla de Bali junto a la también instagramer Paula Galindo, una colombiana experta en tema de belleza que supera los siete millones de seguidores en la red social. En la grabación se aprecia el momento en el que la colombiana enfoca a Rawvana, ésta intenta -sin éxito- tapar su plato en el que esconde un filete de pescado. La crudivegana promulga que cualquier proteína animal está vetada y así lo indica tanto en sus publicaciones en las redes sociales como en sus libros.

Días después de que estas imágenes se convirtieran en virales, la youtuber publicó un vídeo de más de media hora en el que dio explicaciones sobre su historial médico: no le baja la regla, sufre anemia, un desajuste hormonal, problemas de tiroides, hongos vaginales y el síndrome Sibo, una dolencia causada por el crecimiento excesivo del número de bacterias que pueblan el intestino delgado. "Se me había retirado al regla y mi situación hormonal era la de una mujer premenopaúsica, con solo 20 años", relata en la grabación. En ella también cuenta que esperaba encontrar el momento adecuado para contárselo a sus seguidores y justificarse.

Su primera aparición pública fue en la cadena Univisión, donde explicó que su enfermedad nada tenía que ver con su alimentación crudivegana. "Sé que muchos de ustedes confían en mí, me escuchan y probablemente se sientan engañados, y están en todo su derecho a sentir eso", aseguró. Además, reconoció que ha perdido alguno de sus patrocinadores.

"Rawvana comiendo pescado… No la dejo de seguir por eso, sino por falsa". "Pido una devolución de mi dinero por los libros que compré", "¡Sos nefasta Rawvana! Seguiste lucrándote con algo que sabías que hacía mal. ¿Sabes qué es eso? Eso es ser mala persona". Estos son algunas de las reacciones que sus seguidores han comentado en Instagram, mostrando su decepción.

La revelación ha creado un debate en el que algunos han aprovechado para atacar el veganismo y otros han advertido sobre los peligros de seguir a rajatabla los consejos de los youtubers.

Lo último en Tremending