Diario Público
Diario Público

Cría fachas y te sacarán los ojos: Vox Melilla felicita el Ramadán y se lía parda entre sus seguidores

"Queremos felicitar a la comunidad musulmana de nuestra ciudad por el inicio del mes sagrado del Ramadán", arrancaban en un mensaje desde Vox Melilla. "Estos días son para estar en familia. La familia es el pilar sobre el que se sustenta nuestra sociedad y es un nexo de unión entre culturas y religiones, defendámosla juntos", avanzaba el mensaje.

El partido ultraderechista pretendía felicitar el mes del Ramadán a la comunidad musulmana, pero el gesto no agradó demasiado a su electorado. Como tampoco lo hicieron sus explicaciones. La publicación duró en Twitter dos horas. Ni más, ni menos. Desde la formación liderada por Santiago Abascal decidieron dar un paso atrás antes de que fuese demasiado tarde y la red social empezase a convertirse en un "campo de batalla".

Pero, vaya... resultó ser demasiado tarde para remendar el que, según los fieles de la formación, era un error. Y entonces, llego la explicación. “Debido al aluvión de ataques e insultos que ha provocado nuestra iniciativa local de felicitar el Ramadán (como hacemos con cualquier otra festividad religiosa, del mismo modo que felicitamos el Pesaj hebreo o la Semana Santa), hemos decidido eliminar el post, tanto de Twitter como de Facebook, dado que se estaba convirtiendo en un campo de batalla”, arrancaba el comunicado.

Pero lo que empezó con "buen pie", pronto se torció. Un cruce de cables que terminó con un lio monumental: “Una mera felicitación no debería cobrar protagonismo sobre un mes de celebración y alegría para nuestros vecinos musulmanes, como es Ramadán. Esto es un claro ejemplo de cómo la religión está empezando a mezclarse peligrosamente con la política en nuestra ciudad”, escribían a continuación. Y, de nuevo, según sus seguidores, metieron la pata hasta el fondo.

Por supuesto, no sin antes rematar la fanea: “Nuestros buenos deseos a la comunidad musulmana; todos los españoles debemos ser iguales, independientemente de nuestro sexo, etnia o religión”, aseguraban desde la formación. Vamos, que pretendían apagar un incendió "social" en las redes y terminaron echándole leña al fuego. Había quien, incluso, se preguntaba si Vox Melilla formaba realmente parte de Vox: "Me parece que hasta tienen dos dedos de frente":

Lo último en Tremending

En este artículo