Diario Público
Diario Público

Vox y la aporofobia Hablemos claro: el verdadero racismo de la ultraderecha es la aporofobia

No les oirás criticar machaconamente en cada altavoz que tienen a empresas multinacionales que operan en España pero pagan sus impuestos en paraísos fiscales. Ni a multimillonarios que gracias a la ingeniería fiscal pagan menos impuestos o a los que llevan una pulsera con la bandera pero tributan fuera de nuestro país. Ni a futbolistas condenados por fraude fiscal de millones de euros.

Relacionado: ¿Por qué rechazamos a los pobres? Así cala entre nosotros el desprecio a los sintecho

Sin embargo, basta seguir un poco las declaraciones, los tuits y los programas políticos de partidos como Vox para ver su obsesivo mensaje contra los extranjeros… pobres. Porque, hablemos claro de una vez, el verdadero racismo de la ultraderecha, como recuerdan muchos en las redes sociales, es la aporofobia.

La palabra del año 2017 para Fundeu, fue acuñada por la filósofa española Adela Cortina, que hace poco explicaba que "no se odia al extranjero que compra un piso de medio millón, sino al que no tiene recursos y cruza el Estrecho para escapar de la guerra y poder sobrevivir".

Cortina nos recuerda en una sola palabra que los fenómenos de rechazo que en la actualidad solemos identificar con razones raciales o culturales muchas veces son en realidad el rechazo a las personas en situación de pobreza. Un virus latente en la sociedad que partidos de ultraderecha de todo el mundo, cada uno con sus matices, explotan para tratar de obtener rédito político. Algo que no excluye que también nos encontremos a veces con discursos xenófobos, como por ejemplo cuando Vox se pone a citar apellidos de migrantes en un mitin político.

Ahora el diccionario de la Real Academia Española define Aporofobia como: "Fobia a las personas pobres o desfavorecidas"

Manteros, Menas, pateras…

Los objetivos de los discursos diarios de la ultraderecha, poblados de datos falsos y de medias verdades, suelen ser los mismos: los manteros, los subsaharianos que saltan la valla, los que arriban a las costas españolas huyendo de la miseria y la guerra jugándose la vida en pateras.

También son los 'Menas', ese seudónimo que trata de ocultar que se habla de niños que están solos en nuestro país. Menores de edad a los que Vox no ha tenido reparos en señalar día tras día hablando de "inmigrantes de especial peligrosidad" y organizando actos de partido en los centros en los que viven. Un repaso a sus cuentas en las redes sociales muestra que prácticamente no hay un día en que no hablen de ellos. Siempre relacionándolos con delitos y presentándolos como el problema económico del país, aunque los datos se empeñen en quitarles la razón.

La metáfora de Cristiano Ronaldo

Hace unos días fuimos testigos de una certera metáfora que lo resume muy bien, gracias a la pericia de un reportero, Pablo Ibarburu. El Enviado Especialito de El Intermedio entrevistaba a Bertrand Ndongo, uno de los simpatizantes de Vox más conocido por el hecho de ser negro y militar en un partido ultraderechista. Ndongo defendía que se debía expulsar a los inmigrantes que cometan delitos. Cuando Ibarburu le preguntó si se debía haber expulsado a Cristiano Ronaldo cuando fue condenado por fraude fiscal¡Sorpresa! El tono crítico desapareció por arte de magia. Poderoso caballero es don dinero que diluye hasta la xenofobia.

La contundencia de sus discursos, como vemos, se convierte en todo matices cuando se habla de personas adineradas. Cuando conocimos, gracias a los Papeles de Panamá, que había ministros y cantantes españoles que tenían sociedades offshore en paraísos fiscales, Ortega Smith argumentó que había mucha presión fiscal en España.

¿Inmigrantes? Si tienen dinero sí, sino no. En 2017 pidieron que se concediera el asilo automático a opositores cubanos y venezolanos. Muchos de estos últimos se han asentado en los barrios más caros de Madrid, como el de Salamanca que ahora algunos han apodado ‘Little Venezuela’, donde el precio de una vivienda oscila entre los 600.000 euros y los 2,5 millones.

Si buscas "rescate bancario", "paraíso fiscal" o "evasión fiscal" no encontrarás ni un mensaje en su perfil de Twitter, pero si buscas "Menas", "patera" o "inmigrante" tendrás para rato. Porque la ultraderechita valiente es valiente con los pobres y cobarde con los ricos.

Lo último en Tremending

En este artículo