Diario Público
Diario Público

Censura parental Aquí lo llaman “pin parental“ y en Brasil lo llamaron “escuela sin partido“

"La versión brasileña del ‘pin parental’ fue ‘escuela sin partido’". Así resume el periodista argentino Bruno Bimbi lo que está sucediendo en España con la censura parental promovida por Vox y seguida por el Partido Popular y cómo esto mismo ya pasó hace años en Brasil y alimentó el ascenso de la ultraderecha de Bolsonaro.

"La teoría conspirativa era más o menos igual: que los comunistas, las ‘feminazis’ (feministas) y el movimiento LGTB adoctrinan a los niños en las escuelas para convertirlos en homosexuales y marxistas", explica. En un hilo de 28 tuits, Bimbi, autor del libro El fin del armario, explica que se utilizaron varios bulos que fueron difundiendo poco a poco para generar miedo en la población. Invenciones sobre supuestas clases de homosexualidad, porno en las aulas y clases de "cómo dar por el culo", además del señalamiento de profesores, con la consiguiente autocensura. No hace falta decir que en España ya hemos vivido varios de estos episodios.

El hilo acaba con un mensaje a Pablo Casado y el Partido Popular: "El equivalente brasileño al PP sacó poco más del 4% en las últimas elecciones presidenciales. Se los comió el Vox de allá que tanto alimentaron".

Lo último en Tremending

En este artículo