Open de AustraliaEl aplaudido gesto de Nadal tras propinarle accidentalmente un pelotazo a una recogepelotas

Publicado el 23 de enero del 2020

Rafael Nadal sorprendió a la grada durante el encuentro de segunda ronda del Open de Australia celebrado en la pasada madrugada. El tenista español propinó accidentalmente un pelotazo a una de las recogepelotas del partido. Acto seguido, el número uno del mundo se acercó a la niña para ver cómo estaba y le dio un beso en la mejilla. La joven, visiblemente afectada por el impacto de la pelota, esbozó una sonrisa. Este momento sirvió para levantar a los asistentes de su silla y apludir el gesto de Nadal.

Al finalizar el partido, el tenista se dirigió hacia la recogepelotas para entregarle la cinta de su cabeza. "Sí que me asusté, porque al final la velocidad de la bola es alta, y más en un resto porque se suma la velocidad del servicio. Mi golpe salió disparado hacia allí y fue directo a la cabeza. En ese caso nunca sabes lo que puede suceder. Pero la verdad es que la niña fue una fenómena. Estuvo muy entera y le pregunté si estaba bien. Le caía alguna lagrimilla, pero me sorprendió, porque el pelotazo fue fuerte y ella aguantó el tipo de manera fantástica, muy buen ejemplo", explicó Nadal en la rueda de prensa posterior al encuentro, según las declaraciones recogidas por el diario As.

Las redes también han celebrado la actitud del número uno del mundo ante lo que ha sido, en sus palabras, uno de los "mayores sustos" que ha vivido en una pista a lo largo de su carrera como tenista.