Diario Público
Diario Público

ERC Tensión en la pregunta clave de Évole que Junqueras no supo responder

La segunda entrega del programa de entrevistas Lo de Évole quedó marcada por un intenso intercambio entre el periodista y Oriol Junqueras. En la conversación que mantuvieron entre los muros de la prisión de Lledoners, Jordi Évole arrinconó al líder de ERC cuando le preguntó sobre haber puesto en marcha el referéndum sin contar con una mayoría independentista en el Parlament. Por fragmentos de la entrevista más distendidos y pese a la tensión mencionada en algunos momentos, usuarios de Twitter y prensa conservadora han acusado a Évole de blanquear a Junqueras.

Después de que Junqueras admitiera que siempre comparte las afirmaciones de sus compañeros de partido, Évole le recordó que Gabriel Rufián aseguró que no se puede "imponer la autonomía contra el 50%". Al respecto, cuestionaba el periodista que "estaban en minoría y tiraron para adelante". 

Junqueras negó tal afirmación aunque flaqueó a la hora de dar solidez a sus argumentos: "A veces la realidad es compleja". Évole, en cambio, le remitió a los resultados electorales de 2015 previos al referéndum, en los que el independentismo –representado por JxSí y la CUP– sumó el 48,48% de los votos en Catalunya. 

Fuera de este desencuentro, Junqueras aseguró que las elecciones catalanas y el resultadismo no condicionarán el apoyo de ERC a los presupuestos: "Yo haré lo que crea que es justo aunque eso implicase no tener ni un solo voto". Al mismo tiempo, defendió el diálogo con el Gobierno, aunque sin abrir espacio para demasiadas concesiones: "Nunca nos levantaremos de una mesa que sirve para hablar, pero no renunciaremos a un referéndum de autodeterminación".

Honrado por la mala consideración de Vox que guarda de él y decepcionado con un PSC que tendrá que "bajar la mirada" por consentir su encarcelamiento, Junqueras concluyó la entrevista mostrándose seguro de haber tomado la dirección adecuada: "Estar en la cárcel es un paso más en el camino hacia la justicia".

Más allá de la política, la entrevista de Évole también tuvo espacio para hablar sobre la vida de Junqueras desde hace más de dos años vive preso en la cárcel. Seguro de no haber cambiado por su reclusión, y de haberlo hecho siendo para mejor, el político catalán comentó que ofrece clases de cine, ajedrez o lectura y no haber visto rastro alguno de droga en su paso por la cárcel. También que ha sido testigo de una muerte y protagonista de "algún encontronazo", que no pelea, en un mundo masculino con "mucha testosterona" en el que echa de menos la "simpatía" que aportan las mujeres y la diversidad.

Lo último en Tremending

En este artículo