Diario Público
Diario Público

Twitter Críticas a un artículo que suaviza la precariedad y el precio abusivo de los alquileres: “Dejad de romantizar la pobreza”

El pasado sábado, el periódico El País publicaba la historia de Viviana y Kayla, dos mujeres de 76 y 22 años respectivamente que comparten piso para superar la barrera del alquiler.

Noticia relacionada: El falso "salario emocional" o cómo utilizar las condiciones laborales para engañar al trabajador

En la pieza, ambas protagonistas narran su experiencia compartiendo piso con el programa Convive, un plan por el cual personas universitarias comparten piso con ancianos para ayudarse mutuamente.

De esta forma, las personas mayores están acompañadas y los universitarios no pagan el alquiler de la habitación, aunque sí corren con parte de los gastos.

Las críticas no se han hecho esperar, debido a la normalización e incluso dulcificación de una realidad que afecta a la mayor parte de la sociedad: el alto precio del alquiler y lo bajos salarios.

Esta no es la primera vez que un artículo normaliza situaciones marcadas por una profunda precariedad que azota la sociedad española. El friganismo nació en el año 2016, esta nueva "moda" (así la tildaban algunos medios) consistía en comer de la basura.

El nesting apareció un año después. Básicamente consiste en no tener dinero para salir de casa durante el fin de semana. De nuevo una dulcificación de la pobreza en nuestro país.

Como estos, varios artículos han suavizado la precariedad, inventando conceptos y normalizando situaciones que son ejemplo de pobreza y precariedad.

Noticias relacionadas

Críticas por llamar "ansiedad por dinero" a la precariedad laboral: "¡Menos mal! Yo pensaba que era pobre, pero es sólo ansiedad"

"Glamour precario": críticas al reportaje de una revista de moda que mezcla ropa de Prada o Gucci con bolsas de reparto de Glovo

Lo último en Tremending

En este artículo