Diario Público
Diario Público

Santiago Abascal Abascal se vende como defensor de los derechos de los homosexuales y las redes sólo pueden reír

Cualquiera que haya visto este miércoles la intervención del líder ultraderechista Santiago Abascal en el Congreso de los Diputados se habrá sentido totalmente perdido. En un debate sobre la continuidad del estado de alarma, en medio de la mayor emergencia sanitaria mundial de nuestra época, habló de comunismo, de Chekas, de Paracuellos y hasta del Che Guevara. Lo suyo no es amor, se llama obsesión.

Pero quizá la mejor parte de todas ha sido cuando se ha puesto a hablar del "odio histórico de la izquierda hacia los homosexuales" ante un atónito Pedro Sánchez (el actual líder del partido político que sacó adelante la ley del matrimonio homosexual en nuestro país). Ante el pasmo generalizado, Abascal ha vendido a su partido como ejemplo del respeto a los homosexuales.

El mismo partido, recordemos, que pidió enviar el Orgullo Gay a la Casa de Campo, y que aseguró que "impregnan el centro de la ciudad de un hedor insalubre e insoportable". El mismo político que comparó el matrimonio gay con "dos hermanas viudas" que se van a vivir juntas" y que preguntado por la adopción por parejas homosexuales argumentó que lo aplaudía si adoptaban a "un niño al que no quiere nadie". Por no hablar de otras salvadas pronunciadas por representantes de esta formación.

Multitud de tuiteros han comentado la situación y, claro, sólo se han podido echar a reír.

Más en Tremending:

-"Verás tú cuando Ayuso se entere de que los atropellos no son contagiosos": cachondeo con la última 'ayusada'

-Rafa Nadal, sobre la desescalada: "Se habla de nueva normalidad y yo quiero la antigua"

En este artículo