Barrio de Salamanca"Los que se manifiestan en la calle son los mismos que llaman sepulturero a Sánchez por no haberles encerrado antes"

Publicado el 14 de mayo del 2020

Probablemente son los mismos que llevan dos meses hablando de la manifestación feminista del 8-M. Los mismos que llevan ese tiempo llamando "sepulturero" a Pedro Sánchez por no haberles confinado antes. Pero este miércoles se han manifestado sin guardar distancias de seguridad, para hacer una cacerolada contra el Gobierno, pedir su dimisión y gritar "libertad" desde uno de los barrios más ricos de Europa.

Este domingo ya vimos el primer conato. Caceroladas y gritos de decenas de personas desde los balcones del barrio de Salamanca, cuyos residentes disfrutan de algunas de las viviendas más caras del país junto a tiendas y restaurantes de lujo. Ver a esos privilegiados protestar ya provocó la hilaridad en las redes sociales, que la definieron como "La Revolución de los Cayetanos".

En su última sesión de protesta han ocupado varias calles en la zona de Núñez de Balboa, ataviados con cacerolas y banderas de España (algunas de ellas preconstitucionales), dejando escenas de aglomeraciones, sin guardar distancias de seguridad, en medio de una pandemia mundial de una enfermedad para la que aún no hay cura ni medicación, que sigue matando a más de 180 personas al día en nuestro país.

La reacción en las redes ha sido una mezcla de indignación y de ironía en forma de tuits, chistes y memes:

Más en Tremending:

"La Comunidad de Madrid ha dado más supervillanas que Marvel": los tuiteros analizan el "AyusoGate"

Cuando Casado mandaba el mes pasado "un abrazo muy fuerte" a Kike Sarasola y alababa su "tremenda generosidad"