Diario Público
Diario Público

Ismael Serrano denuncia la estrategia de acoso de la ultraderecha en Twitter: "Presentar como radical al que defiende ideas elementales en democracia"

Hay quien compara Twitter con la barra de un concurrido bar donde se discute de todo y en la mayoría de las ocasiones a voces, donde sólo importa quien grita más. Esta es una de las comparaciones más socorridas entre los detractores de esta red social. Puede que a veces esto sea así; de hecho desde que el coronavirus llegó a nuestras vidas, en Tremending tenemos la impresión de que en Twitter ha aumentado el nivel de decibelios, de descalificaciones, de insultos, de acoso, de bronca en general. Pero Twitter es también un espacio de reflexión, abierto al debate, donde se aprende y donde se escucha. No lo olvidemos.

Lo ha demostrado el cantante Ismael Serrano en un largo hilo que ha sido muy celebrado en la red social. Reflexiona Serrano, a raíz de las manifestaciones en Estados Unidos por la muerte de George Floyd, sobre el acoso de la ultraderecha a través de campañas orquestadas en las redes sociales para intentar así controlar el relato y de paso también amedrentar al adversario político, silenciar al que piensa diferente. Serrano, significado políticamente a la izquierda, lamenta que tras sumarse a "un llamado internacional para sumarse a una campaña contra el racismo", ha empezado a recibir insultos y amenazas desde la ultraderecha "en un claro intento de intimidarme para que desista de escribir y aparque mi cuenta". A partir de ahí, Serrano arma un discurso bien articulado en el que denuncia el "recrudecimiento de las campañas de acoso y derribo", analiza el papel de las redes sociales y de los medios de comuncicación. Pero lo mejor, como siempre, es que lo lean ustedes.

No le falta razón a Ismael Serrano y lo, que es peor, este fenómeno va a más. Este mismo jueves hemos sabido el futbolista Borja Iglesias, delantero del Betis, también ha recibido un aluvión de insultos en Twitter por pintarse las uñas de negro para denunciar el racismo y la homofobia. Todos los insultos salen del mismo lugar: de la intolerancia de la ultraderecha. Casualmente, el diario El País publicaba ayer un reportaje sobre la derechización de Twitter en el que se informaba que desde que arrancó el coronavirus las cuentas vinculadas a la derecha o a la ultraderecha han crecido como setas después de la lluvia, a un ritmo sólo comparable con la proliferación de las cuentas de la izquierda tras el 15-M.

Como podrán suponer, las reacciones a favor y en contra al hilo de Ismael Serrano. Aquí vamos a poner los tuits favorables a Ismael Serrano, porque en Tremending no hay sitio para los intolerantes.

Lo último en Tremending

En este artículo