Diario Público
Diario Público

Coronavirus Peores que el virus, terroristas, gerontocidas, sepulturero, guarro... Los insultos de las derechas al Gobierno durante la pandemia

En medio de la peor crisis sanitaria mundial de nuestra era, las derechas españolas siguen apostando por la crispación como estrategia política, pese a los costes sociales para nuestro país. Lo vemos a diario en los mensajes que despliegan en sus redes sociales pero también en las declaraciones de sus representantes. Ni un matiz, ni una concesión, ni un intento de entendimiento: sólo el insulto y las acusaciones gruesas. Y eso por no hablar de la prensa de la caverna...

Relacionada: Los 10 titulares más vomitivos del pseudoperiodismo de derechas

Este jueves, la presidenta de la Comunidad de Madrid, el principal caballo de batalla del PP contra el Gobierno en esta emergencia, volvió al ataque: "Son peores que el virus", dijo sobre Podemos. ¿Se puede decir algo más grave? Pues a la propia Ayuso le debió parecer poco, dado que también aseguró que son "amigos del odio y de la destrucción". Tan rematadamente exagerado que entra en el territorio de lo estrambótico. Todo esto, en una intervención de absoluta locura en la que acusó al Gobierno central de "desmembrar España", de "dar el futuro laboral de los españoles a ETA" y de llevar al país a la "miseria más absoluta".

Pero esto sólo es la punta del iceberg de los insultos de las derechas al Gobierno durante la pandemia:

"Hijo de un terrorista"

Primero fue la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, quien llamó "terrorista" al padre del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (entre los aplausos enfervorecidos de ciertos diputados). Veremos cómo acaba la cosa, porque el eurodiputado de Vox, Hermann Tertsch, ya fue condenado en su día dos veces: una por relacionar al progenitor de Iglesias con un asesinato (un bulo muchas veces desmentido) y en otra por llamar "criminal" a su abuelo.

Posteriormente, fue el líder ultraderechista, Santiago Abascal, el que sugirió que Podemos es un grupo terrorista, en un tuit en respuesta a Donald Trump:

"Sepulturero"

No hace falta calificar a la portavoz de Vox, Macarena Olona. Sólo hace falta escucharla. El pasado 9 de abril, Olona aseguró que a Sánchez se le recordará como "Pedro el sepulturero". Y añadió: "Se empeñó en desenterrar a un muerto y acabó enterrando a miles".

Gerontocidas

Cuando ya se te han acabado casi todas las palabras posibles para insultar... pues a innovar. Eso es justo lo que han hecho en Vox. El portavoz adjunto de los ultraderechistas en el Congreso, Ignacio Garriga, habló de una gestión "criminal" y aseguró que estaban cometiendo un "gerontocidio". Lejos de arrepentirse de tal acusación, la publicaron en Twitter:

"Manipulador", "incompetente", "pirómano", "pato cojo"...

Tratando de no ser superado por la ultraderecha, ya hemos visto la capacidad de Casado para encontrar insultos contra sus oponentes, especialmente contra Sánchez, al que en el pasado ya llamó "traidor", "felón", "okupa", "ridículo", "ególatra", "incapaz", "mediocre", "sociópata", "presidente 'fake'" y un larguísimo etcétera.

Durante esta crisis ya le ha llamado "el presidente más radical de la historia de España", el "menos democrático de nuestra democracia"... El pasado 6 de mayo, Adriana Lastra recordó los 37 insultos que Casado dijo en su intervención de 15 minutos, con palabras como "manipulador", "malversador", "incompetente" "incapaz", "negligente"...

Por si no fuera suficiente, este miércoles volvió a la carga y añadió otras palabras como "pirómano" o "pato cojo".

"Hijo de puta", "mamarracho", "guarro"

A la hora de insultar, los hay que no tienen el más mínimo remilgo. Un buen ejemplo es Fernando Martínez-Vidal, uno de los cuatro concejales de Vox en el Ayuntamiento de Madrid (y creador del logo del PP).

En su cuenta de Twitter ha llamado "hijo de puta" y "mamarracho" al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Con una ortografía y una puntuación, por cierto, de vergüenza. No se crean que fue un calentón, porque a día de hoy el representante ultraderechista no lo ha borrado.

Tampoco es un comportamiento extraño en él. En este otro tuit también llama "guarro" a Iglesias:

Más en Tremending

-"Muchos sanitarios no podrán recoger el premio Princesa de Asturias porque ese mismo día tienen cita en el SEPE"

-"Muchos sanitarios no podrán recoger el premio Princesa de Asturias porque ese mismo día tienen cita en el SEPE"

-Ismael Serrano denuncia la estrategia de acoso de la ultraderecha en Twitter: "Presentar como radical al que defiende ideas elementales en democracia"

Lo último en Tremending

En este artículo