Diario Público
Diario Público

El matrimonio igualitario y otros avances sociales que el PP quiso frenar y que hoy son un clamor popular (y que ellos mismos usan)

¿Alguien se imagina ahora que una mujer no pudiera divorciarse de su marido? ¿O que no pudiera abortar si ha sido violada, por ejemplo? ¿Se imaginan volver a retroceder al momento en que las parejas homosexuales no podían casarse? ¿O volver a ir a un bar y tener que soportar el humo del tabaco? Pues todos esos avances que ya prácticamente nadie pone en duda se produjeron en nuestro país a pesar de las derechas, que se opusieron siempre con alguna excusa o argumento espurio.

Este martes se cumplen 15 años de la aprobación del matrimonio igualitario. El 30 de junio de 2005 fue una fecha histórica en España, con la aprobación de la ley que permitía por primera vez el matrimonio y la adopción entre personas del mismo sexo, siendo uno de los primeros países del mundo.

Noticia de 'El País' en junio de 2005.
Noticia de 'El País' en junio de 2005.

La actitud del PP es de las más cínicas que se pueden recordar. Votaron en contra (con la excepción de Celia Villalobos, todo sea dicho) y la matraca que dieron fue importante. También trataron de frenarla en los tribunales, con un recurso al Constitucional. Las bochornosas frases de miembros del PP sobre este asunto quedaron para la historia.

Años, y Gobiernos del PP, después no sólo no se tocó esa ley, sino que en el colmo de la jeta hemos llegado a ver al PP tratar de sumarse a las celebraciones del Orgullo y a diputados como Maroto (que se casó con su pareja gracias a la ley) decir que si todos los gais fueran de IU no habría matrimonio igualitario. Delirante.

El caso es que estas excusas han sido una constante histórica para las derechas a la hora de tratar de frenar todo tipo de avances sociales. Avances que después la sociedad acaba reconociendo como positivos e imprescindibles. Que cuando se producen, muy a su pesar, ellos mismos acaban aceptando, incluso utilizándolos y reivindicándolos como suyos.

Estos son algunos ejemplos:

El divorcio

La primera ley del divorcio de España fue aprobada en 1932, durante la II República. No duró mucho porque fue derogada en 1939, con la dictadura de Franco (¡pero hizo pantanos!). No sería hasta más de cuatro décadas después, en 1981, cuando por fin se acabó con aquello de "lo que ha unido Dios que no lo separe el hombre".

Alianza Popular, partido predecesor del PP (al que pertenecieron Aznar y Rajoy) votó en contra. Manuel Fraga, aseguró que no era hora de "leyes estridentes".

En 2005, con Zapatero, se aprobaría la reforma que agilizaba los trámites de divorcio. El Partido Popular de entonces, oh sorpresa, se abstuvo.

Pese a los diferentes Gobiernos del PP, nunca la han derogado y son incontables los casos de cargos del PP que se han divorciado (Álvarez Cascos, por ejemplo, hasta tres veces).

El aborto

Para encontrar la primera despenalización del aborto en España tenemos que irnos, una vez más, a la II República, siendo ministra de Sanidad Federica Montseny. También el Franquismo borró todo rastro de ello, hasta 1985. Ese año se despenalizó parcialmente el aborto en los casos de malformación física del feto, violación o riesgo para la salud de la madre. Llegó dos años después de lo que podía haber sido, porque en 1983 el Grupo Popular llevó la ley al Tribunal Constitucional (¿les suena?).

Diario 'ABC', (4/12/83)

AP votó en contra y José María Ruiz Gallardón (el padre del exalcalde de Madrid) tachó la ley de "monumento a la hipocresía".

La siguiente reforma, la ley de plazos, se haría en 2010 con Zapatero. El PP de Rajoy una vez más votó en contra y… también la llevó al Constitucional. Posteriormente, en 2013 el PP presentó una reforma más restrictiva. Naciones Unidas criticó duramente la iniciativa y el Gobierno se enfrentó a decenas de protestas. En 2014, Rajoy acabó retirando el anteproyecto y Gallardón (hijo) dimitió como ministro.

Para rizar el rizo, el año pasado Pablo Casado abogó por derogar la actual ley del aborto de plazos y volver al "consenso" de la anterior. Un consenso que nunca hubo, porque, como hemos visto, sus predecesores siempre estuvieron en contra.

Las leyes antitabaco

En 2006, también con Zapatero, se aprobó la ley antitabaco que prohibía fumar en lugares como centros de trabajo y centros culturales. La ley se modificó en 2010 extendiendo la prohibición a cualquier tipo de espacio de uso colectivo. Ahora parece una pesadilla simplemente recordar lo que eran antes bares y transportes públicos, atestados de humo. El PP votó a favor, pero trató de que hubiera prórrogas y presentó enmiendas para intentar que se permitieran zonas de fumadores en casinos, bingos y salas de juego.

En campaña electoral, Rajoy también jugó esa baza e insinuó que cambiaría la ley de tabaco, algo que nunca hizo.

La ley de eutanasia

El pasado mes de febrero, el Congreso aprobó tramitar por fin la ley de la eutanasia. Una vez más, la actitud del PP fue recurrir al miedo, acusando al PSOE de aprobar una "solución final" y el diputado José Ignacio Echániz llegó a decir que la muerte digna "es una manera de ahorrar costes". Por no hablar de la frase filosófica de Ayuso. También tiraron de otras excusas como la rapidez para tramitarlo, que si no es el momento...

Madrid Central y la crisis climática

Y muchos más. Para qué hablar de la actuación de las derechas con el asunto de Madrid Central. De hacer oposición sin tregua con este asunto, llamarlo "puro comunismo" y utilizar hasta datos falsos para ello, a cambiarle el nombre y tratar de vender ahora un Madrid ecológico. Por no hablar del negacionismo de la crisis climática del PP y sus miembros, con el mítico primo de Rajoy, y después tener que ver a Almeida a tope con la ecología y en la Cumbre del Clima.

Lo último en Tremending

En este artículo