Indignación tras la aprobación de la Ley del Suelo en la Asamblea de Madrid sin quórum: "Democracia al estilo Ayuso"

Por

La Asamblea de Madrid aprobó este jueves la modificación del Proyecto de Ley del Suelo, con los votos de PP, Ciudadanos y Vox, la primera reforma legislativa del Gobierno de Ayuso. Una ley que, entre otras cuestiones, permitirá suprimir la mayoría de las licencias y liberalizar el sector urbanístico.

Pero lo más llamativo de todo es que el presidente de la cámara, Juan Trinidad (Cs), dio por aprobada la medida pese a que la votación de produjo sin quórum (número mínimo de asistentes para que una votación sea válida).

Debido a las restricciones sanitarias por la pandemia del coronavirus, el aforo del hemiciclo está limitado a 70 diputados, repartidos entre los grupos de forma proporcional a su número de escaños, de modo que hay 20 del PSOE, 16 del PP, 14 de Ciudadanos, 10 de Más Madrid, 6 de Vox y 4 de Unidas Podemos. El quórum de la cámara es de 67 diputados.

En una primera votación, por la mañana, ocho diputados de Más Madrid y dos de Unidas Podemos salieron del hemiciclo en señal de protesta al no permitirse que todos los parlamentarios pudieran votar de forma telemática. La votación se produjo, de este modo, con sólo 55 diputados (sin quórum).

Posteriormente, por la tarde, el presidente de la asamblea repitió la votación sin previo aviso y, según ha denunciado la oposición, aprovechando que las puertas estaban cerradas. Ante esta jugada, toda la oposición en bloque (PSOE, Más Madrid y Unidad Podemos) abandonó el pleno en señal de protesta y sólo votaron los 36 diputados que quedaron. Pese a que en esta ocasión tampoco hubo quórum, el presidente nuevamente la dio por válida argumentando "un uso torticero y fraudulento del Reglamento para que no haya quorum".

Los portavoces de Más Madrid y Unidas Podemos han denunciado ante los medios lo que consideran una "grave vulneración de la legalidad" y han anunciado su intención de adoptar acciones legales.

En las redes varios parlamentarios y tuiteros han narrado lo ocurrido y han aprovechado las redes para mostrar su indignación:

Más de Tremending