Diario Público
Diario Público

Bertín Osborne difunde un bulo sobre la ley Celaá: no, los centros de educación especial no van a cerrar

Este jueves se ha aprobado en el Congreso la nueva ley educativa, o como las derechas la han denominado despectivamente 'ley Celaá'. Una ley de educación que, como el resto, ha venido acompañada de polémica ante la falta de consenso entre el arco parlamentario para su redacción y aprobación. Esta vez son varios los argumentos que está usando la derecha para animar a determinados colectivos de familias para lanzar su ofensiva, pese a que dichas proclamas son bulos o medias verdades.

Una de ellas es la de que con esta nueva ley se van a cerrar los centros de educación especial. Sin embargo, como explica nuestra compañera Beatriz Asuar Gallego, lo que se expone es un plan de diez años en el que el Gobierno y las Administraciones educativas trabajen, de acuerdo con el artículo 24.2.e) de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas y en cumplimiento del cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, para que "los centros ordinarios cuenten con los recursos necesarios para poder atender en las mejores condiciones al alumnado con discapacidad".

El objetivo es que los centros de educación especial continúen escolarizando a los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada y que desempeñen la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios. Todo ello queda recogido en la disposición adicional cuarta de la citada ley y que en ningún momento menciona ni el cierre de los centros de educación especial ni la obligatoriedad de escolarizar a alumnos con necesidades especiales en centros ordinarios.

Sin embargo, hay personajes públicos que han aprovechado su proyección mediática para difundir este bulo y así mostrarse en contra de la nueva ley. Es el caso del presentador y cantante Bertín Osborne, de sobra conocido por su animadversión hacia todo lo que haga el Gobierno de coalición. En un vídeo grabado y publicado por Libertad Digital, Osborne pone el ejemplo de su propio hijo, que sufre parálisis cerebral, para asegurar que miles de alumnos con necesidades especiales tendrán que compartir clase con otros alumnos de "colegios ordinarios".

"Esto es una cosa absolutamente impensable", remarca Osborne, que alerta de que "el cariño y los cuidados" que recibe un alumno en un centro de educación especial, en colegio ordinario se va a convertir "en bullying". "No sé quién habrá sido el iluminado al que se le haya ocurrido hacer este cambio", se lamenta.

Sin embargo, como ya hemos explicado, la realidad que propone la ley es bien distinta, como explican en el programa Más Vale Tarde, de LaSexta.

Muy contundente ha sido el diputado de En Comú Podem, Joan Mena, que asegura que esta ley lo que pretende reforzar es la educación inclusiva y denuncia que "las fuerzas políticas de la derecha quieren asustar a los padres cuyos hijos tienen diversidad funcional".

En Twitter, Osborne también ha recibido unas cuantas raciones de realidad:

En este artículo