"¿Hasél no puede decir que Juan Carlos es un ladrón pero exmilitares pueden decir que fusilen a 26 millones de rojos?"

Por

La libertad de expresión no deja de ser objeto de debate en la actualidad. Hace unos días, se hizo pública la inminente entrada en prisión del rapero Pablo Hasél y las redes se llenaron de críticas hacia lo que podría suponer una vulneración del derecho recogido en la Constitución. No obstante, el desacuerdo de la población no pasa tanto por una condena en particular, sino que se basa en una más que probable vara de medir. ¿El ejemplo? Los chats de militares franquistas.

El descontento se ha generalizado entre los usuarios de Twitter, haciendo trending topic la defensa del rapero.

Más de Tremending