Diario Público
Diario Público

Hilo científico Un científico critica a la OMS: "Dejen de marear la perdiz y digan claramente que el virus se transmite por el aire"

José Luis Jiménez, investigador y científico

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado trasladando y poniendo un importante empeño en la importancia de desinfectar superficies para prevenir contagios de coronavirus. Sin embargo, y sin quitar importancia a las medidas necesarias para eliminar el virus de cualquier zona, el organismo ha estado descuidando otros elementos de prevención que pueden ser aún más importantes, como la transmisión del virus por el aire.

Así lo refleja el editorial de la prestigiosa revista científica Nature, que ha sido recogido por el científico e investigador José Luis Jiménez. El experto ha asegurado que la publicación pide a la OMS que "deje de marear la perdiz y digan claramente" que el "virus se transmite, sobre todo, por el aire" y que "es difícil contagiarse en superficies".

"La falta de claridad sobre los riesgos de superficies, comparado con riesgo mucho mayor de transmisión por el aire, tiene implicaciones serias. Gente y organizaciones continúan priorizando costosos esfuerzos de desinfección, en vez de invertir en mascarillas y ventilación", reza el artículo.

En el editorial directamente piden a las autoridades competentes que, ahora que hay acuerdo en que el virus se transmite por el aire, "los esfuerzos deben enfocarse en mejorar la ventilación e instalar limpiadores de aire probados rigurosamente". "Hay que insistir en mascarillas y distancia", remarca el escrito.

Tanto la OMS como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) "tienen que actualizar sus indicaciones". "La investigación sobre el virus va muy deprisa, y las agencias de salud pública tienen una responsabilidad de presentar información clara y actualizada que permita a la gente protegerse", añaden en el editorial.

"Nature no suele sacarles los colores a las organizaciones internacionales de esta manera. Claramente creen que la lentitud y la confusión de la OMS y la CDC es un problema gravísimo. Esperemos que la OMS deje de ser más lenta que el caballo del malo y finalmente actualice", defiende Jiménez. 

En este artículo