Polémica en InteriorPolémica por la compra con dinero público de una cinta de correr para Marlaska

Por

El Ministerio del Interior se encuentra en el ojo del huracán tras la filtración de la compra de una cinta de correr por valor de 2.770 euros para la vivienda del Ministro Grande-Marlaska, el pasado 8 de marzo. La información, ofrecida por El Independiente, está publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público. El contrato fue adjudicado en concurso a la empresa Entornos Tecnológicos y de Comunicación, SL, habiendo participado en la licitación otras dos empresas.

La adquisición ha llamado la atención de algunos partidos y Compromís ya ha registrado una petición de información en el Senado con tres preguntas: ¿De qué color es esta cinta de correr? ¿La cinta es de uso exclusivo del señor Ministro o nos dejará a los contribuyentes usarla por turnos? ¿Por qué pagamos los contribuyentes esta cinta de correr?

Adjudicación cinta de correr by Irene Castro

Fuentes de Interior han justificado la compra arguyendo que la vivienda no es de Marlaska, sino de todo aquel que ostente el título de Ministro del Interior y que había una máquina de esas características cuando él empezó a habitar el inmmueble. Dicen que el contrato se formalizó porque la máquina que había anteriormente se había estropeado y que lo que se ha hecho es "sustituirla" sin que "en ningún momento" participara el ministro en el proceso. Recalcan, además, que esa compra se llevó a cabo por "motivos de seguridad" dada la "dificultad" que tiene Marlaska para realizar deporte al aire libre.

Junto con Compromís, el PP se ha mostrado muy crítico con la noticia. En declaraciones a Europa Press, la responsable de Interior en la Cámara Baja, Ana Belén Vázquez, ha acusado al Gobierno del PSOE y Unidas Podemos de "usar las instituciones como si fueran su cortijo y el dinero, como si nos fuese de nadie". Y en la misma línea se ha pronunciado el diputado del PP Víctor Píriz, que ha publicado un tweet con la frase: "Ministro, mi cinta de correr me la pagué yo. ¡Que jeta tienes!".

La anécdota ha hecho arder hoy Twitter:

 

Más de Tremending