Diario Público
Diario Público

Lenguas cooficiales Una youtuber en tu lengua materna: la importancia de visibilizar las lenguas minorizadas en las redes sociales

Los creadores de contenido Silvia y Jorge. — MissTagless / Jorge Pueyo

El centralismo de los medios de comunicación tradicionales ha contribuido a empequeñecer la importancia y la influencia de otras lenguas que forman parte la tradición pluricultural española, donde conviven idiomas y dialectos como el valenciano, el gallego, el aranés, el aragonés, el canario, el euskera, el bable o el catalán, que han sido muchas veces atacados por parte de la derecha de este país. El centralismo mediático, además, contribuye a reducir la presencia de acentos y formas de hablar propias de otras regiones de España, alejadas del predominio cultural de Madrid.

Esta concentración idiomática también se ha trasladado a Internet y a las redes sociales, donde predominan especialmente el español e, incluso, el inglés. Por lo tanto, las nuevas generaciones crecen sin referentes que se comuniquen en otras lenguas que existen dentro del territorio español y que son las lenguas maternas de muchos ciudadanos.

El último reportaje de Eh! refleja la realidad de algunos creadores de contenido que han decidido convertirse no solo en referentes de los más jóvenes, también en figuras que defienden su lengua materna, contribuyendo a potenciar la cultura y tradición de muchos hablantes, abandonados por el excesivo centralismo madrileño.

Silvia, streamer valenciana, y Jorge Pueyo, influencer aragonés, son los rostros que muchos internautas siguen a diario para entretenerse e informarse. "Yo empecé defendiendo la lengua (...), que las nuevas generaciones vean que hay contenido más allá del castellano, el inglés o cualquier otro idioma", señala Silvia. Por su parte, Jorge manifiesta que una de las razones que le motivaron a elaborar contenido en aragonés fue "crear una agenda política aragonesa".

El trabajo aclara la diferencia que existe entre las expresiones lengua minoritaria y lengua minorizada, explicando que pueden existir lenguas minoritarias, como el maltés, solo hablado por 300 mil personas pero defendido desde la instituciones. Sin embargo, el catalán (hablado por 10 millones de ciudadanos) ha sido históricamente minorizado, no solo durante la dictadura franquista, pues hoy en día es atacado por los sectores de derecha y extrema derecha españoles.

De hecho, en el caso del catalán o el valenciano, el Partido Popular, Ciudadanos y Vox han intentado, a veces con éxito, crear de manera ficticia un problema en relación a la lengua que se habla en las escuelas. En muchas ocasiones extendiendo bulos que alertaban de una supuesta imposición de otras lenguas y desaparición del castellano en los centro educativos. Algo completamente falso.

Bajo esa premisa, estos sectores ultraconservadores defienden que el plurilingüismo genera división en la sociedad. No obstante, como manifiesta Jorge, "favorecer el plurilingüismo y abrirse a la multiculturalidad es una cosa de un estado democrático avanzado".

En este artículo