Ceuta"La invasión son niños lanzándose al agua": las duras imágenes que muestran la realidad de los migrantes que llegan a Ceuta

Por

Las llegada de miles de migrantes a la ciudad autónoma de Ceuta ha dejado imágenes que no pasan desapercibidas. La crisis migratoria provocada por la apertura de fronteras por parte de Marruecos después de la hospitalización en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha sido utilizada por los sectores políticos de la derecha y la extrema derecha para hablar de "invasión".

El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, empleó este término al igual que el líder de su formación, Santiago Abascal, que llegó a afirmar que muchas de las personas que cruzaron la frontera "son soldados obedeciendo a su gobierno, el marroquí, que ha ordenado la invasión".

Los representantes del partido de ultraderecha solicitaron al Ejecutivo de Sánchez que desplegara al ejército y expulsara a las personas que habían llegado. Algo que, más allá de las palabras, ha sido lo que finalmente ha hecho el Gabinete central, como apuntó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Las escenas de la llegada de miles de marroquíes, sin embargo, poco tienen que ver con una "invasión", sino con la necesidad de buscar una vida mejor. Algunos han llegado con miedo, con las manos en alto al ver a efectivos del Ejército desplegados. Otros, tras pisar la arena, se han desplomado en el suelo por el cansancio de llegar a nado. Sin equipaje, con la ropa mojada y, en algunos casos, sin calzado.

Cientos de usuarios, aun así, se han solidarizado y empatizado con el drama de esta crisis migratoria, alejándose de las voces que califican lo ocurrido en Ceuta como una supuesta invasión. "Hay que ser un desalmado para llamar invasión a esto. Pobres personas utilizadas por una monarquía criminal para chantajear y por la extrema derecha para ampliar su discurso", señalaba el politólogo Alán Barroso.

Más de Tremending