Fascismo"Estás del lado bueno": muestras de apoyo al periodista que denuncia una extorsión de la ultraderecha

Por

Cuando los señalamientos a la prensa y las amenazas dejan de ser una broma, los periodistas corren el riesgo de autocensurarse y coartarse a sí mismos su libertad, especialmente los profesionales que deben recorrer tierra, mar y aire para sostenerse económicamente. Esto mismo le ha pasado al periodista Israel Merino; eso sí, él no se ha achantado.

Todo comenzó cuando el pasado 18 de mayo cubrió una manifestación del grupo neonazi Bastión Frontal contra la embajada de Marruecos por la crisis producida en Ceuta esta semana tras la apertura de la frontera por parte del país africano, que provocó que miles de migrantes intentaran acceder a España.

Merino grabó varios vídeos en los que mostraba el comportamiento racista y xenófobo de los convocados en la protesta e, incluso, cómo algunos de ellos amenazaban a los efectivos de la Policía que estaban desplegados. El periodista compartió parte del contenido en su cuenta de Twitter. A partir de ahí, comenzaron las amenazas, los insultos y los intentos de chantaje.


Como ha relatado en CTXT, varias cuentas anónimas vinculadas a Bastión Frontal intentaron amenazarle para que retirara los vídeos y publicara, además, un mensaje de apoyo a la organización nazi. Al negarse en repetidas ocasiones, una nueva cuenta le volvió a increpar; esta vez, enviándole imágenes de la localización de su domicilio y el de sus padres, además del número del DNI y una imagen de su rostro cuando recibió una agresión hace dos años. Junto a la fotografía, un texto que rezaba: "La próxima vez será peor". El profesional ya ha denunciado estos hechos en una comisaría.

Muchos periodistas han expresado su apoyo a Merino y han apelado a las asociaciones de prensa, como la Asociación de Prensa de Madrid (APM) o la FAPE, para que manifiesten su condena ante este intento de amedrentamiento a un periodista. Por el momento, no se han pronunciado.

Más de Tremending