La surrealista teoría que ha llevado a cientos de seguidores de Trump y QAnon a concentrarse para la resurrección de John F. Kennedy Jr.

Por

Cientos de personas se han concentrado este martes en el centro de Dallas, Texas, en Estados Unidos, para esperar la resurrección de John F. Kennedy Jr, hijo de JFK. Sí, han leído bien. No hubo aparición y la reunión se disolvió cuando, horas después, la lluvia hizo de las suyas.

La concentración fue convocada por miembros de QAnon, un movimiento conspirativo vinculado a la ultraderecha que comenzó a hacerse visible en el panorama estadounidense coincidiendo con el primer año de presidencia de Donald Trump. Entre sus muchas teorías, el colectivo defiende que John F. Kennedy Jr regresaría a eso del mediodía para anunciar el retorno de Trump a la política y, juntos en un dueto presidente-vicepresidente, ganar las elecciones a la Casa Blanca de 2024.

Relacionada: Qanon prepara su "ejército" de "soldados digitales" en España: "Ya es hora de hacer algo por la patria"

El hijo de JFK murió en 1999 junto a su mujer y su cuñada en un accidente aéreo en Massachusetts. Sin embargo, QAnon defiende que Kennedy Jr ha estado oculto en algún lugar durante los últimos 22 años, a lo Elvis Presley. Los cientos de personas que salieron a la calle en Dallas, concentrados en Dealey Plaza, donde, precisamente, el presidente John F. Kennedy fue asesinado en 1963, esperaban poder contemplar una "reaparición" histórica. Querían convertir a Trump, según uno de sus mensajes, en "rey entre reyes". No pudo ser.

El periodista Steven Monacelli, de la revista Protean y colaborador del Daily Beast y Byline Times, ha compartido una serie de imágenes en Twitter en las que se puede ver a algunos de los concentrados con camisetas estilo campaña con las palabras "Trump / JFK Jr", destaca el diario argentino Página 12.

QAnon surgió en EEUU en 2017. Su nombre viene de unos misteriosos mensajes aparecidos en foros de internet y firmados por "Q", la letra utilizada en el Departamento de Energía para los funcionarios de más alto rango con acceso a información clasificada en el máximo nivel. A esa Q se le une la abreviatura "anon", de anónimo.

El grupo, que fue trasladando sus pesquisas de 4chan a redes mayoritarias como Reddit, Twitter, YouTube o Facebook, asegura que existe una élite pedófila y corrupta adoradora de Satanás en el seno de las principales instituciones de Estados Unidos. Según QAnon, los líderes demócratas como Joe Biden o los expresidentes Barack Obama y Bill Clinton forman parte de esa red, de ámbito global. No solo ellos, también empresarios o artistas, como el actor Tom Hanks, e incluso el papa Francisco.

Trump no ha apoyado nunca al movimiento de forma explícita, pero tampoco les ha llegado a contradecir. QAnon ha ganado mayor presencia con la pandemia de la covid. Más allá de sus teorías más o menos surrealistas, el grupo ha ido ganando adeptos entre bulos y desinformación bajo un marcado carácter xenófobo y antisemita. El FBI lo tiene etiquetado como un grupo potencialmente peligroso. De hecho, varios incidentes violentos, entre ellos asesinatos, han sido vinculados a seguidores de QAnon. Muchos de sus miembros estuvieron en el asalto al Capitolio que acabó con cinco muertos.

Más de Tremending