Tremending Topic"El hermano de Ayuso salía al balcón a las ocho para aplaudir a todos los contribuyentes madrileños"

Por

Teníamos Alien vs. Predator, Batman vs. Joker y Coyote vs. Correcaminos. Ahora también tenemos… Ayuso vs. Casado. Pocas rivalidades serán más recordadas.

Esta semana estamos viviendo el enfrentamiento más encarnizado de la política en los últimos tiempos en vivo y en directo. Una auténtica guerra en el PP.

No queremos dejar de pasar la oportunidad de resumiros el percal con ayuda del legendario ingenio tuitero, la red social en la que solo hay amor y argumentos.

Triste espectáculo en el Partido Popular. Está siendo muy duro todo. Además, cuando dos personas se pelean siempre hay víctimas colaterales.

Pero también es verdad que de todo lo malo siempre hay alguien que saca algo bueno…

Ayuso y Casado vienen desde el jueves lanzándose duras acusaciones cruzadas de espionaje y de supuestos contratos irregulares. La primera ha retado al líder de su partido a que presente pruebas contra ella, mientras que él le exige que dé explicaciones sobre el beneficio que habría obtenido su hermano gracias a la adjudicación de un contrato por parte de la Comunidad de Madrid.

La cosa empezó con filtraciones y ha acabado, caretas fuera, con puñaladas en vivo y en directo en ruedas de prensa.

Así están las cosas.

Y no se habla ya de otro tema en este país.

La ultraderecha lo está celebrando más que un 20-N con buen tiempo.

Y cuando la cosa parecía que no podía ser más loca, un supuesto incendio en Sol disparó las alarmas. Pero al parecer después quedó en nada. Eso sí, dio para unas buenas risas.

El caso es que aquí nos tienen, entretenidísimos con ello.

El primer peón en caer ha sido Carromero, al que algunas informaciones involucraban en el supuesto intento de espionaje.

Lo de los medios también está siendo bastante llamativo. Estamos viendo cómo la única manera de que algunos periódicos hablen de los tejemanejes del PP es que lo denuncien… desde el PP.

Además está pasando una cosa curiosísima en los medios: que ahora la gente tiene una oportunidad de oro para ver qué periódico, tele o radio apoya a qué sector concreto de la derecha, en función de si le dan más importancia al supuesto espionaje o a la supuesta comisión. Es como un eclipse, pasa muy pocas veces y no puedes evitar quedarte embobado viéndolo.

Luego están los que se indignan con que supuestamente se espíase a Ayuso pero que no ven nada malo en que su hermano pudiera haberse sacado una comisión, de ser cierto. ¿En qué lugar es en el que les citan para extraerles el cerebro a todos?

Lo mejor de toda la historia es que la propia Ayuso ya está reconociendo que su hermano se llevó unos dineritos en una operación de compra de mascarillas de la Comunidad de Madrid en lo peor de la pandemia. Y dice que es legal y no ve problema alguno. Y lo más cachondo, dice que no lo sabía.

Después ha cifrado la cantidad en 55.850 euros –en lugar de los 286.000 euros como denuncia Casado-. Dice que es la actividad laboral de su hermano y encima se muestra indignada por tener que explicarlo. Fetén.

Flipante.

¿Os imagináis si esto hubiera pasado con otros? Estaríamos escuchándolo hasta con la tele desenchufada.

Mientras Ciudadanos, que sostiene al PP en el Ayuntamiento, preguntando que echan esta noche en la tele.

Este viernes, además, hay medios publicando que la empresa de Tomás Ayuso recibió 18 contratos menores 'a dedo' desde que su hermana está en la Comunidad. Pues nada.

La guerra total entre Ayuso y Casado tiene pinta de que será sin cuartel y que no habrá prisioneros. Da la sensación de que hasta que no caiga uno de los dos no parará.

A falta de una bola de cristal o de un pulpo Paul facha, solo el tiempo dirá en qué para todo esto. Veremos.

Más de Tremending