El cantante de Metallica se abre en canal y rompe a llorar sobre el escenario: "Estoy viejo, no puedo tocar nunca más"

Publicado el 18 de mayo del 2022

No es fácil hacerse viejo. No es fácil para nadie. Asumir que uno ya no es el que era, que poco o nada queda de aquel ímpetu de antaño, aquel que nos hacía sentir la vida con toda su intensidad.

No debe serlo tampoco envejecer bajo los focos. A la intemperie, bajo la atenta mirada de cientos de miles de personas. El vocalista de la mítica banda de heavy metal Metallica, James Hetfield, de 58 años, se abrió en canal ante sus seguidores durante un concierto en el estadio Mineirão de Belo Horizonte, Brasil.

"Tengo que contarles, no me sentía muy bien antes de venir aquí. Me sentía inseguro. Sentía que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda nunca más. Eso es lo que me decía en la cabeza", confesó Hetfield desde el escenario.

Relacionada:

"Se me ha partido el alma": las lágrimas de un futbolista del Huesca por su abuela emocionan a los tuiteros

Con la voz temblorosa y lágrimas escurriéndose por sus mejillas, el líder de Metallica quiso entonces evocar a sus compañeros y homenajear el apoyo que estos le había brindado: "Me abrazaron y me dijeron que si me sentía mal en el escenario, me iban a apoyar. Ahora, viéndolos a todos ustedes aquí, sé que no estoy solo y tampoco ninguno de ustedes".

Para terminar, Hetfield lanzó una frase que resume como pocas la importancia del compañerismo, compartió con los presentes las palabras que el resto de la banda le dedicó antes de situarse bajo los focos: "Si lo pasas mal arriba en el escenario, nosotros te apoyamos. Eso significa el mundo para mí". Momento en el que el resto de sus compañeros –Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo– acudieron a su encuentro para fundirse en un abrazo.