El anuncio de un helado en los 90 que ha horrorizado a los tuiteros: "Absolutamente escalofriantes ya no sólo el vídeo sino los comentarios"

Publicado el 20 de mayo del 2022

El mundo cambia poco a poco y a veces no nos damos cuenta. Hay que echar una mirada a 10, 20 o 30 años atrás para reconocer lo distintas que son las cosas y el camino que queda por delante.

Una cuenta de Twitter que se dedica a recuperar imágenes de tiempos pasados ha publicado un anuncio de un helado de los años 90. El resultado ha sido dividido, ha habido mucho horror pero también algún 'nostálgico'.

El anuncio es del famoso Pirulo, el polo de colores que todo el mundo ha probado alguna vez. En él, a un niño que se está tomando uno se le acerca otra niña curiosa. La niña le pide probar el helado y el niño, en lugar de dárselo a probar, se moja los labios con el polo y la besa sin su consentimiento. Lejos de afear esa conducta, el anuncio la celebra. Tal es el impacto que la niña se desmaya de la 'emoción' y el niño queda cómo un héroe.

Pero eso no es todo, porque aparece una segunda persona. En este caso, una mujer adulta bastante sexualizada. La mujer, al ver la escena se acerca al niño porque "ella también quiere probarlo".

Por lo que aparte del machismo detrás de la falta de consentimiento, las mujeres que se 'derriten' por los hombres y la mujer objeto, también hay una escena de pedofilia. Y aunque estamos más acostumbrados a identificar y condenar el caso inverso, la pedofilia entre mujeres adultas y niños no es 'graciosa' ni 'sexy', por mucho que quieran venderla así.

Relacionada: Julia Otero da un repaso a aquellos que se sienten "heridos" por el feminismo: "Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede"

Este anuncio ha creado dos corrientes: quienes lo condenan y quienes lo aplauden. Es evidente que trata de un anuncio que tiene más de 20 años y no se puede ver con las gafas de 2022. Sí y no. Es decir, lo hecho, hecho está, y no se puede negar que eran otros tiempos y así era la sociedad. Eso no quita que si alguien lo ve ahora, no pueda tener el sentido crítico para comprender que no estaba bien, aunque dentro de su contexto fuese aceptable, y es mejor no repetirlo.

La segunda corriente es aquella que confunde la impunidad con la libertad. Esos 'nostálgicos' que creen que antes había más libertad porque se permitían ese tipo de cosas. No es que antes estuviese bien y ahora mal. Es que antes seguía estando mal, pero había impunidad para hacerlo. Y es normal que si pones límites a quien campaba a sus anchas sin ningún tipo de repercusión, reaccione de manera negativa.

El anuncio ha avivado un gran debate entre los tuiteros. Las dos corrientes discuten y argumentan, mientras que otros han aprovechado la oportunidad para rescatar otros anuncios de la época que hoy en día serían impensables.

Más de Tremending