El Partido Popular no vende la sede de Génova y nadie se sorprende: "El nuevo PP se parece un puñado al viejo PP"

Publicado el 31 de mayo del 2022

El nuevo PP se parece a una sitcom de los 90 que ha cambiado de actor protagonista. Misma trama, mismos personajes y en el mismo espacio, pero con una cara distinta.

Cuando se anunció que el PP vendería su sede de la calle Génova debido a su financiación ilegal y por ser un símbolo de tiempos pasados ni el más optimista creyó que lo harían realmente. Y como era de esperar, han anunciado que dan marcha atrás con la decisión.

En la historia del deporte siempre ha habido grandes regateadores. Ronaldo Nazário en fútbol o Magic Johnson en baloncesto lideran las listas de grandes dribladores por su velocidad y capacidad para el engaño. Con todo, ni ellos ni cualquiera que pueda venirse a la cabeza pueden superar los amagos del Partido Popular.

Continuando con las referencias deportivas, el PP tiene cositas de Messi. Siempre hace la misma jugada y el defensa sabe que va a hacerla, pero siempre le sale bien.

Relacionada: Críticas a la pataleta de Hernando con la final de la Champions: "Vergonzoso es que desde marzo estoy esperando una ecografía del ojo"

Ni el Mago Pop se atrevió con semejante ilusión óptica. La de hacer desaparecer un edificio, para luego volverlo a hacer aparecer y que en realidad hubiese estado siempre en el mismo sitio.

Los que tenían la esperanza de ver un nuevo PP, más de calle que diría Ayuso, con su sede en un pisito del Puente de Vallecas tendrán que esperar por el momento.

Esta noticia ha sido el caldo de cultivo perfecto para los tuiteros, que han puesto a funcionar la maquinaria de los memes.