Twitter'Star Wars' y Ewan McGregor salen en defensa de la actriz Moses Ingram ante la avalancha de mensajes racistas por su papel en 'Obi-Wan Kenobi'

Publicado el 01 de junio del 2022

La plataforma Disney+ estrenó el pasado 27 de mayo su nueva serie de la franquicia 'Star Wars'. Se trata de la serie propia del maestro jedi Obi-Wan Kenobi, que interpreta el actor Ewan McGregor, como ya lo hiciera en los episodios I, II y III.

En la serie, la actriz Moses Ingram interpreta a la villana Reva, una inquisidora que viaja por toda la galaxia con el objetivo de dar caza a Obi-Wan Kenobi y cumplir con el mandato del malvado Darth Vader. Sin embargo, lo que debía ser una plataforma de lanzamiento para la carrera de Ingram, se está convirtiendo en una tortura.

La actriz ha denunciado a través de su perfil de Instagram que ha recibido multitud de mensajes que, además de criticar su trabajo en la serie y a su personaje, aprovechan para usar su color de piel como arma arrojadiza. Incluso, hay algunos usuarios que se atreven a amenazarla directamente.

"Tienes los días contados", "no eres la primera negrata de Star Wars, estúpida", "la operación para apoyar a los oscuritos es real" y otro tipo de mensajes similares son los que recibido la actriz, que pedía en Instagram que parase ese discurso de odio y racismo.

"Nadie puede hacer nada al respecto. No hay nada que nadie pueda hacer para detener este odio", ha asegurado en un vídeo. "Lo que me molesta es… esta sensación de que solo tengo que callarme y aceptarlo, solo tengo que sonreír y soportarlo. Y no estoy construida así", continuó. "Gracias a las personas que se ponen en mi lugar en los comentarios".

Ante la polémica, hasta la propia franquicia de Star Wars, propiedad de Disney, ha reaccionado. En su cuenta oficial en Twitter, Star Wars ha asegurado: "Estamos orgullosos de que Moses Ingram forme parte de la familia Star Wars y emocionados por el desarrollo de la historia de Reva. Si alguien intenta hacerla sentir poco bienvenida, solo tenemos una cosa que decir: resistiremos".

Y ha añadido que "hay más de 20 millones de especies inteligentes en la galaxia de Star Wars, no elijas ser racista".

También el propio Ewan McGregor ha salido en defensa de Ingram. "Moses es una actriz brillante, es una mujer brillante y está absolutamente increíble en esta serie. Solo quiero decir como actor protagonista de la serie, como productor ejecutivo de la serie, que apoyamos a Moses. Queremos a Moses y, si le estás mandando mensajes de bullying, no eres un fan de Star Wars en mi opinión. No hay lugar para el racismo en este mundo", ha explicado el actor en un vídeo.

Tras la denuncia de Ingram, otros actores como John Boyega y Kelly Marie Tran han querido referirse al odio racista que también recibieron después de aparecer en las últimas películas de la saga de Star Wars. Tran, la primera mujer de raza asiática en tener un papel importante en una película de "Star Wars", ha escrito un artículo de opinión en The New York Times sobre el acoso que recibió después de participar en El último Jedi de 2017. La campaña de acoso fue tan grande que Tran dejó las redes sociales y se sometió a terapia.

También Boyega sufrió numerosos ataques racistas en cuanto se dio a conocer el tráiler de la esperadísima séptima película de la saga, El despertar de la fuerza, en 2014. Su personaje de Finn fue una de las grandes apariciones de la última trilogía y muchos se apresuraron a criticar al personaje solo por el hecho de ser de raza negra. Sin embargo, Boyega también criticó a Disney tras ver cómo el protagonismo de Finn y el de Rose, el personaje de Kelly Marie Tran, se diluyeron considerablemente en la última entrega de Star Wars, El ascenso de Skywalker.

En los últimos años, la compañía Disney ha tratado de introducir una mayor diversidad tanto racial como sexual en sus películas y series y también se ha esforzado por intentar maquillar el racismo y los clichés que muchos de sus clásicos contenían. Por ejemplo, el año pasado retiró de su catálogo infantil tres películas clásicas como Dumbo (1941), Peter Pan (1953) y Los aristogatos (1970) y al inicio de cada película ha insertado una advertencia: "Este programa incluye representaciones negativas y/o un mal tratamiento de personas o culturas".

Más de Tremending