El patriotismo endeble de Carmen Lomana con el impuesto a las grandes fortunas: "La patria en la cartera"

Por

Los patriotas de bandera y pulsera están a la orden del día. Se consideran a sí mismos los máximos defensores de España, hasta que tienen que contribuir de verdad.

Salir a la calle a exacerbar cuantos más símbolos mejor, pero luego dar un paso al costado si hay que arrimar el hombro pagando impuestos, es un síntoma que se ha evidenciado en los últimos tiempos.

Un ejemplo claro de esto es Carmen Lomana. La primera a la hora de subir fotos de maní con más merchandising que Manolo el del bombo, pero que amenaza con irse de España si le tocan el bolsillo con el impuesto a las grandes fortunas.

Relacionada: El aplauso de Yolanda Díaz a una tienda que ha creado una cesta de la compra por 29 euros: "Este es el país del que estar orgullosas"

Como ella muchos otros se llenan la boca con su patriotismo, pero rara vez quieren demostrarlo con acciones que de verdad beneficiarían a la mayoría de la población.

Es curiosa esa dualidad entre el exacerbamiento del sentido de pertenencia comunitario a un sito y la defensa férrea de lo individual. Parece que les va a tocar elegir.

Los tuiteros han notado también esa contradicción y la han extrapolado, además del caso de Lomana, a otros muchos tantos que se jactan de su patriotismo y de su voluntad por el bien común, siempre y cuando no les cueste nada de lo suyo.

Más de Tremending