La respuesta viral de un joven a una diputada de Vox por su tuit sobre la celebración de una victoria de Marruecos en el Mundial

Por

La diputada de Vox Rocío de Meer ha vuelto a mostrar sin mucho disimulo la xenofobia (o más bien aporofobia) de la que hace gala su partido. La misma ultraderechista que en su día habló de "estercoleros multiculturales" ahora ha vuelto a dar que hablar por cargar contra la celebración de una victoria de Marruecos en el mundial de Catar en El Ejido (Almería). Pero luego cuando alguien habla de fascismo, en lugares como las cortes de Castilla y León no se permite.

Relacionada | En las Cortes de Castilla y León puedes llamar "golpistas" a la izquierda pero no "fascistas" a Vox

En un repugnante tuit publicado el pasado domingo, De Meer aseguró: "No es Marrakech, es la calle Manolo Escobar de El Ejido (Almería) celebrando el partido #BELMAR Y el multiculturalismo es exactamente esto. Un fracaso". En el vídeo, una muchedumbre celebra con alegría, banderas y cánticos la victoria de Marruecos ante Bélgica por dos goles a cero. En el vídeo no se observa ningún problema, ni violencia, ni nada malo, por lo que parece que a la ultraderechista lo que le molesta es la simple presencia de esas personas celebrando con alegría. ¿Se puede ser más malaje?

Entre las respuestas más comentadas, la de un joven que ha alcanzado más de 19.000 'me gusta'.

Revisando el perfil de la diputada no se ve que haya dicho nada de las peleas entre aficionados ingleses y galeses en Tenerife. Tampoco del acoso de dos hooligans a una reportera de la Televisión canaria. ¿O estos tienen el color de piel o el país de procedencia correcto? Es más. ¿Qué diría esta misma diputada si unos españoles celebrando una victoria de la selección en otro país al que han ido a buscar su futuro se enfrentaran a comentarios como el que hace ella?

Tras ver el tuit de De Meer muchos tuiteros han respondido entre la indignación y la ironía.

O quizá este sea otro síntoma más de los nervios en Vox, que está más echado al monte que nunca a la vez que haciendo más chistes involuntarios, todo ello coincidiendo con bajada en las urnas y sus rupturas internas.

Más de Tremending