Blanca Paloma volverá a llevar el flamenco a Eurovisión y las redes recuerdan la incomprensión que sufrió Remedios Amaya

Publicado el 06 de febrero del 2023

Este sábado Blanca Paloma se alzaba con el micrófono de bronce del Benidorm Fest. La artista y su Eaea han sido elegidas para representar a España en el festival de Eurovisión 2023, con un reto que ni la propia ganadora ni los seguidores del certamen han pasado por alto. "Europa no estaba preparada para Remedios Amaya, ojalá conmigo cambien las tornas", ha dicho la alicantina, que volverá a llevar el flamenco al concurso 40 años después.

Relacionado: Los nervios por Chanel, los trajes de los ucranianos y la actuación de Serbia: los mejores momentos y memes de la noche de Eurovisión 2022

En mayo, su aplaudida puesta en escena y su vitalidad pondrán rumbo a Liverpool para desencallar la barca que Remedios Amaya dejó varada hace cuatro décadas, cuando nadie fuera de nuestras fronteras quiso remar junto a ella. Ocurrió en 1983, año en el que la sevillana fue elegida por RTVE para acudir a Eurovisión. Volvió a casa con cero puntos porque los espectadores no supieron apreciar su arte. "Fue una injusticia", asegura Blanca Paloma.

Por eso, ahora que una propuesta con tintes folclóricos vuelve al concurso, las redes tienen claro su cometido: ajustar cuentas y "exigir venganza".

Hasta la mismísima Lola Flores se hizo eco en su momento de las tropelías y la falta de comprensión que sufrió la artista gitana.

Toca esperar hasta mayo para ver si Blanca Paloma logra llegar con la barca a mejor puerto que su antecesora. De momento, la intérprete cuenta con el favor de sus pichones y con el respaldo de un jurado que parece haber tenido clara desde el primer momento su victoria.