Críticas a Unai Simón por su equidistancia: "Despeja aún peor las preguntas sobre el fascismo que los balones con los pies"

Publicado el 18 de junio del 2024

Un fantasma recorre Europa, pero no parece que sea el del comunismo, precisamente. El auge de la extrema derecha en los países del viejo continente es una verdadera preocupación y no son pocos los miembros de la cultura que deciden posicionarse para poner pie en pared a la política en blanco y negro. Sin embargo, el portero de la selección española, Unai Simón, ha preferido mantenerse al margen, lo que ha provocado una lluvia de críticas a la equidistancia en el deporte en general y en el mundo del fútbol en particular.

"Tenemos muchas veces la tendencia a opinar demasiado de ciertos temas cuando no sé si deberíamos", expresó Simón este lunes. Las palabras del vitoriano tuvieron lugar tras la llamada del futbolista francés Kylian Mbappé a votar contra la ultraderecha en los próximos comicios de su país.

 

Relacionada

¿Deben mezclarse deporte y política?, el viejo debate que resurge cuando los futbolistas toman la palabra

No son pocos los reproches dirigidos a los jugadores como Simón, que prefieren mantener silencio administrativo sobre los asuntos que nos conciernen a todas y a todos. Varios referentes de la cultura, como los escritores Javier Durán y Gorka Landaburu o el periodista Gerardo Tecé han liderado estas críticas.

Tampoco han faltado las bromas sobre el asunto. Desde la "franqueza" de Simón a la tibieza de sus declaraciones, más propias del españolismo descafeinado.

Compromiso político

También hay quienes han destacado los casos de figuras deportivas que sí han alzado la voz para frenar a la extrema derecha. "Ellos escribieron parte de los mejores renglones de la historia de la humanidad", han subrayado.

Los últimos comicios europeos hicieron saltar las alarmas, ante la posibilidad de un retroceso en bienestar y derechos sociales. La posición de los personajes más notorios tiene un impacto importante sobre la opinión pública, de modo que la equidistancia provoca urticaria en muchos tuiteros.