"Están crecidos": las redes denuncian las amenazas de ultraderechistas al humorista Héctor de Miguel

Publicado el 04 de julio del 2024

Cualquier excusa es buena para un ultraderechista para usar la violencia o amenazar con usarla cuando no puede imponer sus criterios de otro modo. Es lo suyo: el pescador pesca, el nadador nada y el ultra, amenaza o ataca. Así ha sido históricamente. Son las cabezas que embisten en lugar de pensar, que decía Machado.

Y cuando además salen impunes, se envalentonan aún más. Lo vimos recientemente con la agresión de un neonazi a Jaime Caravaca, que sentó un peligroso precedente.

La nueva excusa de los ultras para volver a amenazar es un vídeo en que el que el humorista Héctor de Miguel bromeaba en su programa Hora Ventipico de la Cadena Ser diciendo cosas que podrían hacer que la asociación ultra Abogados Cristianos les denunciara, como desear que se vuele por los aires la cruz del Valle de los Caídos.

A partir de ahí, las redes han denunciado las amenazas públicas de ultraderechistas en las que hablan de averiguar dónde vive y trabaja, de "explicarle a la cara lo que es el respeto" o de hacer volar sus gafas. Lo que viene siendo la amenaza estándar de matón de barrio. Entre ellos está un concejal de un pueblo de Madrid y el neonazi que agredió a Caravaca.

Estos son algunos de los comentarios de indignación ante las amenazas impunes que se están profiriendo en las redes.

Hay que entender a los fachas. Están muy cabreados con un mundo que no entienden en el que los humoristas pueden hacer los chistes que quieren o las empresas como Nocilla pueden hacer los anuncios que les parezca, incluso metiendo un Satisfyer en pantalla, por mucho que a ellos les asuste ese aparato del averno. Y, claro, esto con Franco no pasaba.

Más de Tremending