Diario Público
Diario Público

Madrid El despropósito de Ayuso y el papelón de Aguado con la pandemia: "Vamos con todo presidenta. Pide los Juegos Olímpicos"

Lo de la Comunidad de Madrid y su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, en esta pandemia será recordado como un mal sueño y ya no sabemos cuál puede ser la siguiente sorpresa que nos depare.

La lista es tan grande que se nos va olvidando. Un breve recordatorio: el escándalo de las residencias de ancianos, los menús infantiles en Madrid a base de comida rápida durante meses, su cuenta convertida en un mercadillo de marcas en pleno confinamiento, la dimisión de su directora de salud (que trató de colar como una reestructuración), el escándalo de su apartamento de lujo, el colapso de la atención primaria (denunciada hasta por el propio PP sin querer), lo de los colegios, el confinamiento selectivo, el anuncio de bajada de impuestos también a los ricos mientras pide más recursos y ahora el pulso con el Gobierno. Teníamos a la Trump española delante de nuestras narices y no lo vimos venir.

Lo de las últimas horas ha ido en la misma línea: despropósito tras despropósito. Con Madrid ostentando las peores cifras de Europa desde hace semanas (y hasta medios como Financial Times destrozando su gestión), el Gobierno central exhortó por activa y por pasiva a Ayuso a tomar más medidas.

Incluso el propio presidente del Gobierno mantuvo una reunión con Ayuso, que ella convirtió en un show con banderas. Después Ayuso, como una niña enfadada, hizo saber que aceptaría las medidas de Sanidad si se aplicaba el mismo criterio en el resto del país.

Unas medidas muy laxas, por cierto, según los expertos.

Este miércoles parecía que finalmente Madrid haría caso a los criterios de Sanidad: el Ejecutivo central cedía y Aguado anunciaba un "principio de acuerdo con el Gobierno de España para abordar de forma conjunta la batalla contra el virus". Poco después, Ayuso sorprendió a propios y extraños con un cambio de criterio. Desautorizando a su vicepresidente, el Gobierno madrileño anunciaba que no acataba el borrador de Sanidad porque no lo consideraba "jurídicamente válido". Así es: el acuerdo al que el Gobierno llegaba con Madrid, rechazado por Madrid horas después.

El resto de comunidades, a cuadros, suponemos.

Aguado aún no ha borrado el tuit celebrando el acuerdo y aún lo tiene como fijado en su perfil, al momento de publicar este texto. Menudo papelón...

Ayuso se escuda en que sus medidas están funcionando. Ya lo vemos, ya...

La última es que la presidenta ha anunciado que acatará las restricciones pero que las recurrirá en los tribunales.

Y mientas, madrileños enfermando y muriendo, porque no nos olvidemos que detrás de todo este sainete estemos hablando de una crisis sanitaria.

El desgobierno de Isabel Díaz Ayuso ha sido contemplado en las redes con estupor:

Lo último en Tremending

En este artículo