Diario Público
Diario Público

"Ha estado sublime": el celebrado escarmiento de Pedro Sánchez a Abascal por su chalé

La moción de censura de Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez ha terminado tal como se esperaba: con una contundente derrota y con sólo los 52 votos de los diputados ultraderechistas a favor. El resto en contra. Todos los partidos, (salvo Vox, claro) han estado de acuerdo en que el debate en el Congreso no ha servido para nada; en todo caso para evidenciar una vez más que en España hay una ultraderecha histriónica y crispante que sólo sabe mentir e insultar. Hay también quien cree que la iniciativa de Vox sólo beneficia a Pedro Sánchez. Sí, es posible: en los tiempos que corren un ataque o un insulto de Vox es casi sinónimo de pedigrí democrático.

Lo cierto es que el presidente del Gobierno ha tenido tiempo y oportunidad de lucirse ante un Abascal que sólo sabe embestir, eso es verdad. Y es que, como reza el dicho popular, Abascal se lo ha puesto a huevo al presidente. Como podía hablar cuanto quisiera y todas las veces que quisiera, sin límite de tiempo, Sánchez se regodeó: desmontó el discurso del reaccionario Abascal con argumentos impecables y hasta se permitió darle algún que otro glorioso zasca. Uno de los más comentados en Twitter es este:

Sánchez se refiere a la compra por parte de Abascal de un chalet en una buena zona de Madrid capital. Algo para lo cual el líder de Vox ha pedido una hipoteca de 736.000 euros. En su derecho está; pero también está obligado a comunicarlo al Congreso, cosa que Abascal no ha hecho y eso que cerró la compra del chalet en julio.

Y mientras tanto, la ultraderecha y la derecha ponen el grito en el cielo porque Pablo Iglesias e Irene Montero compraron otro chalet, este a 50 kilómetros de Madrid, con una hipoteca de 540.000 euros. Y por si esto fuera poco, los seguidores de Vox protestan a las afueras de la casa de la ministra de Igualdad y del vicepresidente del Gobierno en lo que no se puede definir más que como acoso.

Por ello, no es de extrañar que el zasca a Abascal haya retumbado en todo Twitter. La legión tuitera, al menos aquella que tiene dos dedos de frente, se lo ha pasado pipa.

En este artículo