Diario Público
Diario Público

"Fachas liberales que en su puñetera vida se habían preocupado por este colectivo": el hilo contra los que usan el bulo del cierre de la educación especial

Imagen subida por la usuario de Twitter Calamidad Ramos

El Congreso aprobó el jueves la nueva ley educativa, la Lomloe (Ley Orgánica de Modificación de la LOE), conocida como ley Celaá, y a cuenta de ella el Gobierno de coalición está recibiendo furibundas críticas por parte de las derechas y también bulos, muchos bulos. Uno de ellos fue difundido por el propio Bertín Osborne, que aseguraba que iban a cerrar los centros de educación especial, un extremo que fue desmentido por este diario y otros medios de comunicación. De hecho, la nueva ley de educación no menciona en ningún momento ni el presunto cierre de los centros de educación especial ni la obligatoriedad de escolarizar a alumnos con necesidades especiales en centros ordinarios.

Dentro de este contexto, una tuitera ha querido alzar la voz para señalar que muchas de las personas que están aprovechando el bulo del supuesto cierre de los centros de educación especial para criticar la Ley Celaá "en realidad no tienen ningún interés por las personas que acuden a este tipo de centros". La tuitera tiene como nombre de usuario Calamidad Ramos y cuenta la historia de su hermano, de 39 años, quien sufre parálisis cerebral por una negligencia médica al nacer y está escolarizado desde que tenía 4 años en un centro de educación especial porque tiene una discapacidad del 97%.

Así, la tuitera lamenta en su hilo que "uno de los colectivos más invisibles de este país ahora esté en boca de todos/as" pero no precisamente para ayudar. "Me llama la atención bastante  que la mayoría de gente que dice que la #LeyCelaa va a cerrar los centros de educación especial son fachas liberales que en su puñetera vida se habían preocupado lo más mínimo por este colectivo", denuncia esta mujer cuya emotiva y contundente reacción tiene miles de retuits.

La tuitera también ha denunciado los insultos que ella misma recibió durante su infancia y juventud referidos a su hermano y también las miradas que todavía a día de hoy les acompañan cuando hacen actividades fuera del hogar.

El emotivo y contundente hilo de la tuitera ha provocado que cientos de usuarios empatizaran con ella y con su hermano y le trasladasen, al menos virtualmente, su cariño. Además, también sirvió para que otras personas con experiencias similares contaran su historia.

En este artículo