Diario Público
Diario Público

Ultraderecha "Ortega Smith es, a partir de ahora, el encargado de decidir quién es periodista": el enésimo ataque de Vox a la prensa

Nueva bronca protagonizada por el secretario general del partido ultraderechista Vox, Javier Ortega Smith, (demostrando una vez más su nivelazo), que hoy ha vuelto a reafirmarse en la decisión de vetar en sus actos a periodistas críticos con la formación, a la vez que ha arremetido contra los periodistas del diario El País. Sucedió esta mañana durante una entrevista en La Hora de la 1, donde protagonizó una intervención bronca y sin atender a las peticiones de la conductora del programa, Mònica López, para cambiar de asunto ante el cariz que tomaba la conversación.

Relacionada: La pregunta de un reportero de 'APM?' a Ortega Smith (con zasca inluido) que merece un Pulitzer

Todo empezó cuando el periodista de El País, Carlos Cué, le lanzó una pregunta sobre el respeto de Vox a la libertad de prensa, recordando que la formación veta a los medios de comunicación que no les interesa en sus actos, pese a que la formación y sus cargos reciben dinero público. El diario Público es uno de esos medios vetados, junto a otros como Infolibre, Eldiario.es, algunos periodistas de El Mundo, La Marea o El Español.

El también diputado y concejal del Ayuntamiento de Madrid, no solo no rectificó la posición del partido, sino que en el programa lanzó un ataque a Cué. Para sorpresa de todos, Smith defendió el veto a los medios que no les gustan con un argumento de chiste: "Porque creemos en la libertad informativa". El político de un partido cuyos representantes lanzan bulos inequívocos un día sí y otro también, se permitió hablar de "veracidad informativa", "opinión contrastada" y "objetividad".

Y continuó su ataque: "No podemos aceptar medios que se han convertido en panfletos propagandísticos". Cué insistió en la pregunta y al final, el ultraderechista reconoció directamente que no les consideran periodistas: "Ustedes no son periodistas, ustedes son propagandistas". En varias ocasiones, Cué le recordó que no son "un club privado", sino un partido que recibe millones en subvenciones públicas.

Al final, Smith acabó hablando él solo diciendo: "Tenemos la libertad de decirles, con sus mentiras y su propaganda se la cuentan a otros, pero no vienen a nuestros actos a mentir y a tergiversar, que es lo único que hacen. Ustedes no creen en la libertad de prensa ni en la verdad informativa". Hasta en cinco ocasiones le dijo la presentadora: "Javier, por favor".

No es ni mucho menos el primer ataque de Vox a la prensa. En su día, Abascal llamó "activistas comunistas" a periodistas de El País. La diputada Macarena Olona comparó a Ana Pastor, a Antonio García Ferreras con "la gestapo" en sede parlamentaria. El veto a los medios críticos en sus actos, por supuesto, continúa.

Sus palabras han sido criticadas por varias asociaciones de prensa, como la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) o la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

En las redes se ha desatado un aluvión de reacciones:

En este artículo