Elecciones en Madrid"Tendrían que haberse marchado todos": las reacciones al bochornoso espectáculo de la ultraderecha en el debate de la Ser

Por

Punto de inflexión en la campaña electoral para las elecciones de la Comunidad de Madrid, con el bochornoso espectáculo de la candidata de Vox, Rocío Monasterio este viernes. Sucedió en el debate electoral de la Cadena Ser, con la presencia también de Ángel Gabilondo, Edmundo Bal, Mónica García y Pablo Iglesias, y la ausencia de Isabel Díaz Ayuso.

Un encuentro que tenía lugar un día después de conocerse que Pablo Iglesias, el ministro Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, han recibido cartas con balas y amenazas de muerte.

El debate, finalmente fue suspendido después de las provocaciones constantes de Monasterio. Primero comenzó poniendo en duda las amenazas contra Iglesias, ante lo cual el candidato de Podemos decidió marcharse. Mientras se levantaba, la ultraderechista comenzó a gritar: "Levántese y lárguese". También llamó "activista política" a Angels Barceló.

A partir de ahí, el espacio continuó con Monasterio interrumpiendo constantemente mientras hablaban los otros candidatos o la propia conductora del debate, Angels Barceló. En otro momento, también le dijo a Mónica García: "Quítese esa cara de amargada, que está amargada". También llamó "dictadura" a la Cadena Ser, que en ningún momento la expulsó del debate.

En las redes, la indignación ante ese espectáculo no podía contenerse. Muchos tuiteros comentaron el contrasentido de que fuese Iglesias el que se hubiese marchado, mientras Monasterio seguía allí. Otros muchos también opinaron que el resto de candidatos tenían que haberse levantado también:

Aún se vivieron más momentos de bochorno total:

Después de una pausa, Gabilondo anunció su intención de abandonar también el debate y Monica García también pidió no seguir. Finalmente, la Cadena Ser lo canceló. Vox siguió con su estrategia en las redes diciendo a Iglesias: "Cierra al salir". Desde el PP, lanzaron un tuit muy similar, pero al final decidieron borrarlo.

Casado ha dado una explicación, de aquella manera:

Una jornada de auténtico esperpento, cuando la respuesta ante unas amenazas de muerte no debería suscitar más que una firme condena en democracia. Las reacciones aún siguen en Twitter:

Más de Tremending