Vacunas contra la covid-19Una enfermera antivacunas intenta demostrar que las dosis provocan magnetismo y hace el ridículo

Por

Las conspiraciones en torno a la covid-19 han sido constantes durante estos meses de pandemia. Dentro de esa dinámica de imaginar pactos oscuros para extender un virus del que todavía se desconoce su origen exacto, también han surgido teorías respecto a las vacunas.

Una de ellas plantea que van a suministrar microchips con cobertura 5G para controlar a la población. Es lo que intentó demostrar una enfermera antivacunas de Ohio (Estados Unidos). La sanitaria quiso probar en un tribunal que las dosis de las vacunas generan imantación. Sin embargo, y como era de esperar, salió mal.

Comenzó colocándose una llave en el pecho que sí se quedo ajustada en su cuerpo. Pero cuando intentó colocarse esa misma llave en el cuello, la imantación parece que no hizo efecto, ya que le fue imposible adherirsela a la piel. De hecho, intentó pegarse otro objeto y tampoco lo consiguió.

Como no podía ser de otro modo, los usuarios han reaccionado al intento fallido de la enfermera de demostrar el magnetismo de las vacunas. "La cosa es que se pega por el sudor, no por magnetismo".

Más de Tremending