TwitterLa generosidad de la dueña de un bar de Pontevedra que ha conmovido a los tuiteros

Por

Javier Meizoso, un gallego que ahora tiene un buen trabajo y una familia, ha recordado en Twitter cómo fueron sus duros inicios en el mundo laboral como comercial vendiendo "puerta por puerta". Hasta ahí todo normal, pero lo que viene después ya no lo es tanto: Meizoso cuenta que en su primera semana de trabajo sus compañeros paraban a comer siempre en el mismo bar de Pontevedra, el bar Andorra, y entonces ocurrió algo.

Él lo ha contado así: "La primera semana que empecé a trabajar en la calle vendiendo puerta por puerta, el grupo paraba a comer en este bar en Pontevedra. Yo no tenía dinero y le decía a la dueña que no quería nada porque tenía mal el estómago. El lunes y el martes le valió la excusa, el miércoles dije lo mismo pero me puso un plato y le dije que se había equivocado… Me dijo que sí, pero que ahora debía comérmelo, que no me iba a cobrar. Es una señora gallega llena de humanidad que entendió lo que pasaba. Siempre vuelvo. Nunca olvido".

El hilo en el que ha contado su historia ha logrado más de una millón de impresiones y el éxito ha sido tal que el propio Meizoso se ha agobiado un poco y ha preferido borrarlo, tal como lo ha explicado.

Tras el éxito del hilo de Meizoso, en menos de dos días, el bar Andorra ha logrado las cinco estrellas de valoración, con más de 950 reseñas positivas en Google: "Un lugar donde no solo te llenan bien el estómago sino también el corazón, Carmina y su bar se lo merecen todo. Vayan y disfruten de una comida espectacular a precios de los de antes".

Más de Tremending