La pregunta de un periodista sobre inmigración y Vox que dejó a Ayuso con esta expresión

Por

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se encuentra de gira en Estados Unidos, país en el que quiere estrechar lazos con personas de influencia así como con grandes fondos para atraer inversiones a su comunidad.

Entre sus visitas, Ayuso tenía agendado encontrarse con algunos congresistas hispanos en el país norteamericano, además de dirigentes del Consejo de las Américas o la Cámara de Comercio Hispana. Y justamente en una de estas reuniones, la presidenta estaba haciendo una defensa acérrima de Madrid como la capital del español, hablando de la importancia de las relaciones entre todos los países de habla hispana.

Ese discurso es el que un periodista ha aprovechado para plantearle una pregunta incómoda a Ayuso: "Es muy encomiable la defensa que hace de la hispanidad, sobre todo porque hay mucho inmigrante hispano en Madrid, sin embargo uno de sus socios principales en el Gobierno de la Comunidad de Madrid es claramente antiinmigrante, a los inmigrantes les ataca. Quería que me explicara cuál es esa diferencia entre su concepto de inmigración y el concepto de uno de sus partidos socios".

Ante tal pregunta, que suponía una clara contradicción, Ayuso ha levantado la mirada, ha tragado saliva y ha girado la cabeza hacia un lado, reacción que puedes ver cuando se formula la pregunta a partir del minuto 25:03.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha intentado esquivar la pregunta diferenciándose de Vox y asegurando "que cada uno ha de defender sus políticas" y que ella sí defiende la integración. "Cuando una persona es integrada, haya nacido en Madrid o en cualquier otro rincón del mundo, empieza a liderar su vida y empieza a caminar por sí solo. El problema es cuando no hay integración y no tiene que ser una cuestión sólo de origen […] nosotros sobre todo lo que estamos buscando es puntos de unión en otras cuestiones y la relación, por ahora, es buena", ha declarado Ayuso.

Pero las políticas de Vox, el único socio del Gobierno de Ayuso en la comunidad, no ayudan a la integración de los migrantes en España. Con la crisis de los primeros refugiados afganos, una vez los talibanes tomaron el control de Afganistán, el partido de Santiago Abascal estigmatizaba y hacía desconfiar de los cooperantes afganos traídos a España. Llegó a pedir cautela a los servicios secretos por si entre los refugiados pudiera haber miembros de células terroristas.

Pero no es la única criminalización que el partido de extrema derecha ejerce —haciendo más dificultosa su integración en nuestra sociedad— sobre los migrantes. Cada vez que se habla de los menores extranjeros no acompañados, los de Vox aprovechan para generar odio a través de datos falsos, como cuando pusieron un cartel en el cercanías de la Puerta del Sol para criminalizar a este colectivo vulnerable.

Teniendo un socio de Gobierno que propaga el odio hacia los migrantes, se genera un clima que hace más difícil que las personas extranjeras se integren en España y en la Comunidad de Madrid.

 

 

Más de Tremending