Aplausos por el repaso de Javier Aroca a Alfonso Serrano: "El PP haciendo el ridículo. Capítulo MDXXVII"

Por

Es la última pataleta absurda de la derecha contra algo que hace el Gobierno central. Ya hemos vivido muchas con la carne, el vino, las macrogranjas, los toques de queda o los libros de texto. Esta, con el ahorro energético, es sólo es la nueva temporada.

Relacionada | Los tuiteros tiran de ironía para resumir la enésima cruzada de Ayuso contra el Gobierno: "Comunismo o escaparates con luces"

La trama es siempre la misma, el Ejecutivo central decide algo que Ayuso considera una afrenta a la nación o a la dieta liberal y el PP nacional se ve obligado a seguir el tema. El nudo también es similar, con razonamientos absurdos, medias verdades y bulos. Y el desenlace, como en las series malas, nunca llega porque enlazan con otra nueva temporada.

Pero de vez en cuando, en medio de todo ese ruido, alguien informado tiene la oportunidad de rebatir con argumentos en la cara de alguno de los que siguen el juego y eso ya no se lo quita nadie. En este caso ha sido Javier Aroca.

Durante la emisión de este lunes del programa Todo es Mentira, Aroca debatía con el secretario general del PP de Madrid, Alfonso Serrano.

"La Unión Europea en el ámbito de este tipo de decisiones nunca impone nada. Es algo que a usted le habrán enseñado […] porque se llama el principio de subsidiariedad. Se marcan unos objetivos y cada país […] lo aplica de una manera distinta, pero eso no significa que no sea obligatorio", le explicó.

Después también añadió: "Lo que pasa es que aquí ha habido una serie de políticos y de políticas que sin haberse leído el decreto ya se han puesto en contra". "No hace falta leerse ochenta y tantas páginas, léanse solo el artículo 29", añadió para explicar que ese artículo "se remite al Real Decreto 486 de 1997, aprobado cuando gobernaba José María Aznar", añadió.

Los tuiteros han respondido con aplausos ante esta lección de Javier Aroca, que ha sabido cortar de raíz una nueva intentona de los populares de dirigir hacia dónde quieren llevar el discurso. Aunque esta vez, han topado contra una roca.

Más de Tremending