El hijo de una trabajadora de la limpieza comparte su frustración por la actitud de una turista: "Está mi madre llorando de impotencia"

Por

En tiempos vacacionales hay que recordar que en los hoteles, pisos turísticos y demás espacios que ocupamos hay alguien que se encarga de la limpieza, y no por eso hay que ser desconsiderados.

Un tuitero ha compartido la experiencia de su madre, limpiadora de pisos turísticos, tras verla llorando de impotencia por el maltrato que ha sufrido por parte de una inquilina.

En un primer momento, la trabajadora había solicitado que la empresa cambiase a la inquilina de alojamiento, porque ella no podía encargarse de la limpieza por el fallecimiento de un familiar.

Ante esto, la empresa ofreció a la inquilina el traslado a otro alojamiento sin coste alguno o el reembolso de la totalidad de su dinero. Se negó a ambas.

Finalmente, otro trabajador que estaba en su día libre tuvo que desplazarse desde otra ciudad para limpiar el apartamento.

Relacionada: El 'youtuber' Borja Escalona pretende comer gratis en un restaurante y amenaza con pasar una factura de 2.500 euros "por hacer promoción"

Cuando la mujer pudo reincorporarse a su trabajo. Se encontró con una desagradable sorpresa por parte de la inquilina protagonista de esta historia.

Por un lado, no había cumplido con el horario de salida estipulado. No por 10 o 15 minutos, por más de una hora. A pesar de que la jornada de trabajo de la mujer comenzaba a la hora estipulada y de que se cumplan esos tiempos depende que pueda hacer su labor.

La inquilina no tenía ningún tipo de inconveniente, estaba disfrutando de la piscina sin preocuparse demasiado. A pesar de varios intentos de la empresa de ponerse en contacto con ella.

Cuando la mujer pudo empezar con su trabajo se encontró con la casa llena de basura y los utensilios de la cocina sucios. Entre las condiciones del alojamiento, había una cláusula en la cual los inquilinos se comprometen a tirar la basura y dejar esas cosas limpias.

Eso no es todo, el alojamiento tenía hasta un tampón usado tirado dentro de la bañera. Una muestra de la total desconsideración de la inquilina por la persona encargada de la limpieza.

Ante las consultas, el tuitero ha aclarado que pese al incumplimiento de las condiciones del alojamiento, la empresa no puede retener parte del dinero de la fianza para cubrir los gastos. Ya que la compañía que se encarga de ponerla en contacto con los clientes solo lo hace en caso de que se hayan roto cosas.

El hilo ha circulado como la pólvora y todas las muestras de apoyo han llegado hasta la trabajadora, que según ha narrado su hijo, se ha mostrado conmovida.

Más de Tremending