La lección de una profesora que una madre ha aplicado a las redes sociales: "Vemos las cosas tal y como somos, no tal y como son"

Por

Comienza un nuevo curso escolar y antes de entrar en materia, el profesorado siempre aprovecha para hacer algún ejercicio para ir calentando motores.

Una profesora ha dado una lección vital a su alumnado que una madre ha aprovechado para extrapolar a las redes sociales.

El ejercicio consistía en hacer suposiciones en base a una información mínima. La profesora tenía un hijo y era "diferente". Con esos datos los niños y niñas tenían que adivinar qué era eso distinguía al hijo de la profesora.

Los niños dejaron volar su imaginación y supusieron que el niño era "diferente" por su aspecto físico, emocional, costumbres u orientación sexual.

A pesar del gran abanico de respuestas y su variedad, ninguno de los 25 alumnos adivinó qué diferenciaba al hijo de la profesora de los demás.

Relacionada: El sorprendente mail de un padre a un profesor que le dijo a su hijo que no vale para nada

La respuesta, como suele ocurrir, era más sencilla de lo que aparentaba: el hijo de la profesora es pelirrojo.

Entonces, ¿cuál era la lección? Reaccionamos y respondemos a las cosas según nuestras vivencias e ideas, ya que es lo que conocemos. No en lo que piensan los demás cuando las transmiten, porque eso no lo conocemos al 100%.

Una madre ha decidido aplicarlo a lo que lee y lo que le responden en las redes sociales. Y es que, ella responde según su criterio a lo que otro ha escrito bajo el suyo propio, o viceversa.

Esta lección también ha servido para los tuiteros, que lo han extrapolado a diferentes campos y han agradecido que en la educación se tengan en cuenta otras cuestiones vitales, más allá de los libros.

Más de Tremending