Cuca Gamarra pide "respeto" por Irene Montero tras la última barbaridad de Vox y las redes no dan crédito: "El nivel de hipocresía de tu tuit es obsceno"

Por

La cacería ultra no cesa. La moción del PP para modificar por la vía de urgencia la ley del sólo sí es sí servía este miércoles para que la bancada ultramontana, siempre al acecho, ahondara en ese espectáculo de la infamia auspiciado por lo más abyecto de la política y dirigido, una vez más, contra la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Para la ultraderecha todo vale, incluso los más graves insultos. Así lo dejó patente Carla Toscano, diputada de Vox, cuando afirmó desde la tribuna que el "único mérito" de la ministra Montero ha sido "estudiar en profundidad a Pablo Iglesias".

Unas palabras cargadas de machismo e insolencia que provocaban la reacción inmediata  de los diputados y diputadas de los grupos de PSOE, Unidas Podemos, ERC, Bildu y la CUP al grito de "no todo vale" o "fuera". Y es que hay gotas que colman el vaso. Hay líneas que no se deben cruzar y que, de cruzarse, deben encontrar una oposición férrea.

Relacionada:

El hilo que recopila los bulos propagados contra Irene Montero: "Es una barbaridad"

Pues bien, la Secretaria General del PP Cuca Gamarra ha creído pertinente esta vez afear el último ladrido ultra. Obviando su propia complicidad (y la de su partido) con el linchamiento que padece de un tiempo a esta parte la ministra de Igualdad.

Y es que la hemeroteca está ahí. Muchos tuiteros han querido recordar a Gamarra su pertenencia a esa suerte de barra brava parlamentaria desde la que, sesión tras sesión, se ha ido tensando la cuerda del oprobio.

Tal y como apunta este jueves el columnista y escritor Juan José Millás, "la derecha parlamentaria ha alcanzado ese grado de violencia verbal que precede al de la agresión física". Una violencia verbal de la que Gamarra es (y ha sido) parte.

Más de Tremending